Actualidad

Fiesta de la Trashumancia: las ovejas toman tranquilamente el centro de Madrid

El alcalde de la capital ha hecho el pago simbólico de los 50 maravedís a los procuradores del Concejo de la Villa

Este domingo Madrid se ha llenado de ovejas que han recorrido las calles en un acto simbólico que se recuperó hace medio siglo y por el que el alcalde de la capital ha hecho el pago simbólico de los 50 maravedís a los procuradores del Concejo de la Villa.

Publicidad

Este domingo Madrid se ha llenado de ovejas que han recorrido las calles de la capital en un acto simbólico que se recuperó hace medio siglo y por el que el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha hecho el pago simbólico de los 50 maravedís a los procuradores del Concejo de la Villa.

En el acto, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido mirar al futuro con la trashumancia porque no es "una mera reivindicación del pasado", sino una "garantía del mejor futuro"

Así lo ha señalado en su intervención en la entrega de los maravedís como parte de la clausura de la Fiesta de la Trashumancia a donde ha estado acompañado del delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, y el premiado de 'Orgullo Rural 2019', Jesús Garzón.

Según Almeida, la trashumancia es una "garantía del mejor futuro"para los territorios de España donde "coexisten realidades tan amplias". Ha puesto como ejemplo la capital, que tiene a "apenas 50 kilómetros"la Sierra de Guadarrama.

Publicidad

A su parecer, el futuro se "gana"con el mantenimiento de las actividades tradicionales y de la biodiversidad que caracteriza a la región. En esta línea, ha señalado que este evento es un "buen ejemplo de convivencia"para lograr un futuro entre la "España ocupada"y la "España vaciada", en informaciones recogidas por Efe.

El evento ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Madrid donde se ha celebrado un mercado donde productores de distintos puntos de España han vendido productos de procedentes de la ganadería como quesos, aceites y ropa. Para Almeida, es "un contacto real"entre los ganaderos y los madrileños.

Publicidad

Al final, ha agradecido el trabajo a los ganaderos al grito de "viva la trashumancia"y ha indicado que espera que la fiesta se siga celebrando. Las ovejas y cabras que comenzaron este viernes en la Casa de Campo su recorrido han cruzado este domingo las calles del centro de Madrid, como hacen desde hace 26 años.