Juzgan al ex jefe de Policía de Pinto por acosar a un sargento

Ya fue detenido en dos ocasiones por falsear su currículo y por fugarse de un psiquiátrico

Gervasio Villaverde, ex jefe de la Policía Local de Pinto

Mañana comienza en la Audiencia Provincial de Madrid el juicio contra Gervasio Villaverde, el que fuera jefe de la Policía Local de Pinto entre los años 2008 y 2013, durante los que protagonizó varios episodios tan polémicos como peculiares.

En este caso concreto, cuya vista oral se prolongará hasta el miércoles, la Fiscalía pide para él cuatro años de cárcel por delitos contra la integridad moral, acoso laboral y lesiones a uno de sus subordinados, el sargento Miguel Ángel Asensio.

Según las conclusiones provisonales de la Fiscalía, Gervasio Villaverde habría abusado durante dos años y medio de su superioridad jerárquica para someter a este sargento a «actos humillantes de forma sistemática, continuada y reiterada», lo que provocó en su subordinado «un sentimiento de inferioridad que quebrantó su resistencia e integridad moral», explica el Ministerio Público.

Fuga del psiquiátrico

Pero éste no es el único episodio esperpéntico que ha protagonizado Villaverde durante los últimos años. De hecho, su caída en desgracia se inició cuando, a mediados de 2013, la Guardia Civil le detuvo tras confirmarse que faslificó su titulación universitaria para acceder a la Policía Local de Pinto, por lo que fue suspendido de empleo y sueldo y apartado de la jefatura del cuerpo. En realidad, tenía estudios de Magisterio, pero se inventó que eran de Criminología porque le daban más puntos para la oposición, por lo que fue acusado de falsedad documental e intrusismo profesional.

Pero la cosa no quedo ahí, ya que justo un año después, a mediados de 2014, se escapó de la unidad psiquiátrica del Hospital del Henares (Coslada) en la que estaba ingresado. Rompió unos cristales y se fugó hasta que, al día siguiente, volvió a ser detenido por la Policía Nacional, como avanzó entonces LA RAZÓN.

Los supuestos abusos que se empiezan a juzgar mañana en la Audiencia Provincial y el falso título que le costó el puesto como jefe de la Policía de Pinto no fueron los únicos problemas que Gervasio Villaverde tuvo en esta ciudad, donde varios empresarios de hostelería también le denunciaron por amenazas, chantajes y represalías en forma de cierre de sus locales.