La apertura del portón de emergencias del Arena fue «absolutamente anormal»

Diviertt, Madrid Espacios y Congresos y Seguriber han coincidido hoy en señalar que la apertura del portón de emergencias por el que entraron miles de jóvenes al Madrid Arena el 1 de noviembre de 2012 fue "absolutamente anormal", según la abogada de una de las víctimas, y "nunca"antes se había dado.

Durante un careo organizado hoy por el magistrado Eduardo López-Palop, titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, que investiga el caso Madrid Arena, el director general de FSM Group-Diviertt, Santiago Rojo; el coordinador de Proyectos de Madrid Espacios y Congresos, Francisco del Amo, y el jefe de equipo de Seguriber, José Antonio Díaz Romero, todos ellos imputados en la causa, han dado su opinión sobre los hechos.

Los tres intervinientes en el careo han dejado claro que la apertura del portón de emergencias, que motivó la entrada de miles de jóvenes al pabellón y una serie de avalanchas que provocaron la muerte de cinco jóvenes, era "absolutamente anormal"y era "la primera vez que sucedía", según María José Siñeriz, la abogada de la familia de Cristina Arce, una de las víctimas de la tragedia.

Durante el careo, Rojo y Díaz Romero han mantenido que quien dio la orden de abrir el portón de emergencias fue Del Amo, quien a su vez ha negado haber dado esa orden.

"Yo no di la orden de abrir el portón de emergencias", ha subrayado el coordinador de Proyectos de Madridec a los medios de comunicación a la salida del Juzgado.

Sin embargo, el jefe de equipo de Seguriber ha sostenido que Del Amo dio la orden de abrir el portón de emergencias y él la trasladó al empleado de Seguriber Segundo Eladio Pupuche.

Por su parte, el director de FSM Group-Diviertt ha dicho que él no tenía capacidad para decirle nada a Seguriber ni a nadie y que él solo "estaba por ahí"en las proximidades la puerta, al tiempo que ha reconocido que oyó a Del Amo dar esa orden.

El letrado de Seguriber, Alfonso Coronel de Palma, ha destacado que, de acuerdo con lo expuesto por el coordinador de Proyectos de Madridec, la decisión de modificar el flujo de las vallas y desviar la entrada de personas por el portón de emergencias fue adoptada por el promotor del evento, Miguel Ángel Flores.

"Si no se hubiera abierto el portón de emergencias, se hubiera producido una masacre", un hecho "más grave"que el ocurrido, ha señalado Coronel de Palma.

La abogada de la familia de Cristina Arce, ha rechazado "la última tontería de Seguriber"y ha instado a revisar esta "nueva teoría", al considerar que la apertura del portón de emergencias sirvió para "meter más personas"dentro del recinto, "aglomerar más gente, duplicar o triplicar el aforo y crear más peligro".

El juez del caso Madrid Arena ha asegurado a los periodistas que espera cerrar la instrucción de esta causa a final de febrero o principio de marzo del próximo año.