La belleza clásica del erotismo

Los contrastes de luz y las curvas sinuosas de Robert Mapplethorpe , la elegancia del erotismo.

Una visitante contempla una de las 32  fotografías realizadas por Robert Mapplethorpe en la década de los 80
Una visitante contempla una de las 32 fotografías realizadas por Robert Mapplethorpe en la década de los 80

La galería Elvira González vuelve a traernos la obra del fotógrafo estadounidense Robert Mapplethorpe. Esta vez a través de una treitena de obras marcadas por el delicado erotismo que marcó su trabajo en los años 8o; piezas inspiradas en las formas y sugerentes partes del cuerpo humano especialmente desnudos masculinos y retratos de una de sus modelos habituales, Lisa Lyon. Robert Mapplethorpe fue uno de los fotógrafos más relevantes del siglo XX -nunca mejor dicho- porque sus revelados revelan más allá del cuarto oscuro la luz de una nueva conciencia ayudando a un importante cambio sociocultural. Sus primeras polaroids en los años 70 retrataban el entorno undergroun del artista con un marcado acento homoerótico pero fue al comienzo de los 80 cuando refinó sus estilo y acentuó la belleza clásica en sus imágenes. Son estas escultóricas figuras masculinas y femeninas el canon clásico de la muestra, tanto en la forma como en el fondo y es que el arte desde sus inicios ha enaltecido el erotismo a veces tan criticado. Retratos de artistas y personajes famosos, naturalezas muertas que cobran vida en su suntuosidad siempre con la elegancia minimalista del blanco y negro. Encontramos un alacrán sobre el pubis de Lisa Lyon custodiado por el Monte de Venus y sus caderas, encendiendo el erotismo en el contraste de las naturalezas, irónica metáfora de una provocación que no está más que en el ojo del receptor. Retratos que en su momento fueron muy criticados por lo más conservadores y homófogos, imágenes rompedoras donde la belleza del erotismo implícito perfilada por las luces es innegable. Entre las obras expuestas se encuentran retratos de Ken Moody, Michael Roth, Michael Reed, Lisa Lyon, Milton Moore, Jack Walls, Lowell Smith, o Alister Butler coreados por varias fotografías de formas vegetales, animales y bodegones perfilados por los eróticos contrastes de luz y sombra, geometrías siempre sugerentes poetizando con una latente sexualidad derramada en curvas.

La obra del fallecido Mapplethorpe nos trae una vez más erotismo y poesía sobre gelatina de plata con la calidad del platino. El erotismo como metáfora de la sexualidad, en un poema que erotiza el lenguaje visual del artista.