La defensa de Maestre califica de «delirio argumental» la tesis para recusar al juez

Denuncia la «falta de miramientos» de la acusación, que pide apartar al ponente del recurso. Califica sus tesis de «puro libelo».

Rita Maestre fue condenada por un delito contra los sentimientos religiosos
Rita Maestre fue condenada por un delito contra los sentimientos religiosos

Denuncia la «falta de miramientos» de la acusación, que pide apartar al ponente del recurso. Califica sus tesis de «puro libelo».

«Verdad de artificio», «delirio argumental», «cúmulo de falsedades» o esgrimir un argumento «indigno». Estas son algunas de las calificaciones que realiza la defensa de Rita Maestre en su escrito de oposición a la recusación presentada por el Centro Jurídico Tomás Moro contra el magistrado de la Audiencia de Madrid Francisco Javier Cubero, ponente del recurso presentado por la portavoz del Ayuntamiento de Madrid contra la sentencia que le condenó por el «asalto» a la capilla de la Universidad Complutense. La deliberación y fallo del recurso, tal como adelantó este periódico, está prevista para el próximo lunes, aunque podría retrasarse si antes no se resuelve la recusación.

En el escrito de impugnación, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, la defensa de Maestre rechaza todos y cada uno de los motivos esgrimidos por la acusación. Así, y tras destacar que el magistrado en cuestión «no tiene el menor interés en el presente pleito», sostiene que plantear una recusación por el hecho de que el Ayuntamiento de Madrid cediera una de las salas del centro cultural Matadero para unas jornadas solidarias de magia, organizadas por una fundación de la que era secretario el magistrado, no es más que un «delirio argumental». «¿Dónde está la causa de recusación, dónde el interés que fundaría una abstención?», se pregunta al respecto la defensa.

Por ello, y para sostener ese «delirio argumental», añade la defensa, el escrito de recusación debe «inflamarse de simplezas, en la línea de un puro libelo», para «exagerar hasta lo ridículo el propio acto administrativo del Ayuntamiento para con estos colectivos ciudadanos, convirtiendo la simple cesión de una nave para la celebración de una semana cultural en nada menos que un “mecenazgo” a una asociación en la que participa un magistrado».

Junto a ello, rebate de plano el argumento de que el jefe del departamento de la universidad donde es profesor asociado el magistrado recusado es «amigo íntimo» del letrado de la defensa, por el hecho de pertenecer ambos a la misma asociación de abogados penalistas y defender a implicados en el «caso de los Ere». «Todo este argumentario es digno de la parte que lo suscribe», es decir, el Centro Jurídico Tomás Moro, afirma la defensa.

«Mencionar el asunto de los ERE para vincularlo, con una referencia personal a este letrado, con Doña Rita Maestre demuestra la falta de miramientos que tiene esta asociación y hasta dónde está dispuesto a llegar», incide al respecto.

Por todo ello, solicita que se rechace de plano la recusación, por falta de contenido material, además de considerar que se plantea «con manifiesto abuso de derecho, con el apoyo de medios de comunicación afines, pretendiendo que el ponente se sienta inclinado a demostrar su imparcialidad, dándole la razón al resolver el fondo del asunto».