Actualidad

La marca de Errejón se estanca sin Carmena

En su primera cita electoral, Más País perdió más de 270.000 votos respecto a los resultados de Más Madrid en mayo. La posible marcha de Higueras abre la puerta de la sucesión a Maestre.

En su primera cita electoral, Más País perdió más de 270.000 votos respecto a los resultados de Más Madrid en mayo. La posible marcha de Higueras abre la puerta de la sucesión a Maestre.

Publicidad

La resaca electoral ha afectado de forma diferente a los partidos que conforman el espectro de la izquierda madrileña. Por un lado, un PSOE tranquilo, satisfecho por seguir siendo la fuerza más votada en la Comunidad (que no en la capital) tras una pérdida de votos no excesivamente sangrante; por otro, un Podemos más pendiente de hablar de la crisis de Cs que de la suya propia, tras dejarse más de 150.000 papeletas respecto al 28-A. Sin embargo, la principal decepción la protagonizó Más Madrid que, por primera vez comparecía a unas elecciones generales bajo la marca Más País. Y, también por primera vez, lo hacía sin contar con la participación directa de Manuela Carmena, su principal activo frente al electorado.

El partido fundado en principio por la ex alcaldesa e Íñigo Errejón para desvincularse de Podemos en la capital y en la región obtuvo unos meritorios resultados el 26-M. Carmena, en la capital, se alzó como la opción más votada con algo más de 500.000 votos y 19 concejales, si bien después no pudo conformar una mayoría. Errejón, en la Comunidad, obtuvo más de 470.000 votos y 20 parlamentarios y logró arrinconar a Podemos-IU, que apenas se quedó con siete representantes.

«Bajón» en la capital

De ahí la decepción mayúscula tras los resultados de este domingo. En la capital, Más País cosechó 111.000 papeletas, cerca de 400.000 menos, mientras que Unidas Podemos se alzó como principal alternativa al PSOE con 228.000 votos; en la región, se quedo rozando los 200.000, lo que supone una pérdida superior al cuarto de millón de votos.

Publicidad

Además, se da el hecho de que Más Madrid tendrá que reconfigurarse tras la posible marcha de Marta Higueras, llamada a ser la sucesora natural de Carmena y su mano derecha los últimos cuatro años, al Congreso de los Diputados. Según afirmaron a Efe fuentes de Ahora Madrid, el grupo municipal espera que Higueras comunique si renuncia a su acta de concejal en el Ayuntamiento o a la de diputada en el Congreso. No será el caso de Inés Sabanés, número tres de Errejón, que no logró obtener escaño el pasado 10-N.

Es cierto que, según las normas electorales, Higueras podría mantener las dos. Se trata de un privilegio reservado a los concejales –es el caso de Javier Ortega Smith con Vox– pero no a los diputados regionales –Errejón tuvo que renunciar a su acta de parlamentario en la Asamblea–. También es cierto que ni Más Madrid ni Más País cuentan con ninguna normativa en lo que respecta a la acumulación de cargos. Sin embargo, desde Más Madrid consideran que no tendría lógica que Higueras copara los dos cargos. El partido considera que su decisión es clave a la hora de reestructurar el grupo. «Quienes piensen que voy a renunciar a liderar el legado de Manuela Carmena es que no me conocen», afirmó Higueras el pasado junio.

Publicidad

Así, entre los nombres de Más Madrid que más suenan para suceder a Higueras se encuentra el de Rita Maestre, concejala municipal y a su vez portavoz de Más País a nivel estatal. De hecho, tanto Maestre como Higueras cargaron de forma equitativa sobre sus hombros la representación de Más Madrid tras el adiós de Manuela Carmena. La primera, como la cara más pública del partido; la segunda, como el «cerebro» de la formación.

Todo este conjunción de factores –resultados electorales ilusionantes y frustrantes en apenas medio año, intentos de asalto al poder estatal, despedidas y sustituciones, etc– han provocado que el 10-N vaya a tener mayor impacto en Más Madrid que en el resto de partidos.

Pese a ello, las declaraciones públicas ayer de Más Madrid en la Asamblea Regional se centraron, como las de Podemos, en hacer leña del árbol caído de Cs. «De aquellos polvos estos lodos», aseguró ayer el portavoz parlamentario y sustituto de Errejón, Pablo Gómez Perpinyà. «Ciudadanos dejó pasar la oportunidad de sacar del Gobierno de Madrid al PP y apostar por la regeneración», afirmó en su perfil de Twitter, a la vez que recordaba que «hace cuatro días terminó votando junto con PP y Vox por la ilegalización de partidos democráticos». Una referencia a la votación en la Asamblea, la semana pasada, a una proposición no de ley de Vox que instaba al Gobierno central a la ilegalización de todas aquellas formaciones que atentaran contra la unidad de España.