La Policía detiene a otra toxicómana tras asaltar un «narcopiso» precintado

Rompió el cierre que los agentes pusieron el jueves tras desarticular el grupo que trapicheaba con drogas en viviendas de Puente de Vallecas.

Los residentes de la calle Sierra Estrella avisaron ayer a la Policía de que varias personas habían vuelto a entrar en los «narcopisos»

Rompió el cierre que los agentes pusieron el jueves tras desarticular el grupo que trapicheaba con drogas en viviendas de Puente de Vallecas.

No habían pasado 24 horas desde que la Jefatura Superior de Policía de Madrid informaba del mayor golpe a los «narcopisos» de Puente de Vallecas, con 25 detenciones y el desmantelamiento de nueve de las viviendas de este distrito en las que se trapichea con drogas, cuando los agentes tuvieron que volver a la calle Sierra Estrella. Allí, en una de las viviendas que había sido precintada por los agentes, bajo mandato judicial en la «operación Silbato» –los delincuentes se avisaban por silbidos de la posible presencia policial–, de nuevo una toxicómana había dado una patada en la puerta para adentarse en una de las viviendas que había servido como punto de distribución y almacenamiento de estupefacientes o, simplemente, como «fumadero».

Todo sucedía alrededor de las cuatro de la tarde de ayer. Tras observar como una mujer rompía el precinto de la vivienda del número 8 de la calle Sierra Estrella, los vecinos avisaban de nuevo a la Policía. Los agentes pillaron a la mujer in fraganti en el interior de la casa y procedieron a detenerla, informaron fuentes policiales. «Precintaron nueve “narcopisos” y ayer han vuelto a entrar en cinco», relató por su parte una vecina del barrio. En concreto, según esta testigo, otro hombre entró a recoger algunas cosas en el mismo «narcopiso» en el que se acababa de producir el arresto apenas unos minutos después de que se marcharan los agentes. Desde la Jefatura Superior de Policía, sin embargo, sólo confirmaron la rotura de sólo uno de los precintos.

La «operación Silbato» se desarrollo el pasado jueves de forma simultánea en viviendas situadas en un radio de 500 metros de la zona de el bulevar de Puente de Vallecas, cuyos vecinos llevan meses denunciado la inseguridad que generan los «narcopisos» porque en ellos se vendía y se consumía droga las 24 horas del día. Las investigaciones policiales confirmaron la existencia de trapicheo en nueve de estas viviendas que fueron intervenidas por más de cien agentes. Fuentes de la investigación concretaron que los emplazamientos de algunas de ellas estaban en la avenida de la Albufera y las calle Sierra de la Estrella, José Serrano y Puerto de Almansa, entre otras.

Venta a pequeña escala

La Policía, que dio por desarticulado el grupo organizado que se dedicaba a la venta a pequeña escala de estupefacientes, se incautó de 64 papelinas preparadas para su venta, 100 gramos de cocaína en roca, una pistola, varias armas blancas, doce teléfonos móviles, 2.800 euros en efectivo y útiles para la distribución y venta de las sustancias. Todos los detenidos el jueves (25 personas en total) tienen antecedentes y algunas también reclamaciones judiciales en vigor. Los arrestados son diez españoles, cuatro ciudadanos de Nigeria, tres de Guinea Bisau y el resto de Liberia, Senegal, Chile, Camerún, Marruecos, República Dominicana, Brasil y Portugal.