Las bases de Ahora Madrid, contra dos de las «nuevas» calles

La propuesta del Comisionado de la Memoria de dar una calle a Morla Lynch y a Fórmica despierta el rechazo en algunas agrupaciones

La calle Mercedes Fórmica sustituirá a la de Caídos de la División Azul; la dedicada a Morla Lynch, a la actual calle del General Varela
La calle Mercedes Fórmica sustituirá a la de Caídos de la División Azul; la dedicada a Morla Lynch, a la actual calle del General Varela

La propuesta del Comisionado de la Memoria de dar una calle a Morla Lynch y a Fórmica despierta el rechazo en algunas agrupaciones

A pesar del objetivo del Comisionado de la Memoria Histórica, presidido por la socialista Francisca Sauquillo, de evitar cualquier tipo de polémica en la tarea de renombrar las 27 primeras calles que serán rebautizadas en la capital, el proceso sí podría encontrarse algunos obstáculos. El PP ha lamentado públicamente que el Comisionado se haya «extralimitado» en sus labores al proponer las denominaciones alternativas. A esta crítica se suman otras. Purificación Causapié, portavoz del PSOE, ha echado en falta más nombres de mujeres –sólo hay dos entre la lista de 27 si obviamos a Fortunata y Jacinta–. En Ahora Madrid, dos de las propuestas han despertado una mezcla de incredulidad e indignación. Las críticas en algunos sectores del partido de Manuela Carmena se dirigen en concreto hacia las propuestas de dar vías públicas a Mercedes Fórmica y Carlos Morla Lynch.

Mujer y falangista

En el primer caso, Mercedes Fórmica es la denominación elegida para sustituir a la actual calle de los Caídos de la División Azul. En el informe elaborado por el Comisionado, al que ha tenido acceso este diario, se destaca que fue «novelista, falangista y abogada ejerciente» y cómo un artículo escrito por ella, titulado «El domicilio conyugal», en 1953 «destapó el tema de la vida insufrible de las mujeres casadas víctimas de violencia que no podían arriesgarse a dejar su casa porque si escapaban de la violencia perdían casa, hijos y bienes». Unos argumentos que parecen no haber convencido a algunos sectores del entorno de Ganemos –muy críticos con la gestión que Carmena ha hecho de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica– y también de Podemos, que no entienden cómo en Cádiz –en donde es precisamente alcalde un dirigente de la formación morada, José María González «Kichi»– se retiró un busto de Fórmica por su vinculación con la Falange mientras en Madrid se le rinde tributo.

La otra crítica a las propuestas del Comisionado tiene como objetivo la calle de Carlos Morla Lynch. Esta denominación servirá para renombrar la actual calle del general Varela. En el informe, los vocales del comisionado destacan su labor como «diplomático chileno». También relata este documento que Morla Lynch fue «destinado a Madrid antes de la guerra y amigo íntimo de García Lorca», y que además «tras la guerra acogió a diecisiete republicanos españoles, igualmente amenazados de muerte». Desde algunas agrupaciones de Ahora Madrid, sin embargo, se critica «la cercanía de Morla Lynch» con algunos dirigentes del régimen nazi.

Precisamente en el Pleno de hoy, el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, presentará a los grupos municipales el trabajo realizado por el Comisionado en estos primeros tres meses, aunque, sin embargo, no se someterá a votación hasta al menos dentro de seis meses.