Las once villas imperdibles de Madrid

El gobierno regional ha reconocido a once de sus comunidades como riqueza patrimonial “Villas de Madrid” con el fin de promover el turismo

El gobierno regional ha reconocido a once de sus comunidades como riqueza patrimonial “Villas de Madrid” con el fin de promover el turismo

El gobierno regional ha reconocido a once de sus comunidades como riqueza patrimonial “Villas de Madrid” con el fin de promover el turismo

Con el fin de promover el turismo de las comunidades alejadas con menos visitantes de Madrid, el Gobierno regional ha elegido a once de sus localidades para formar las “Villas de Madrid”. Estos municipios albergan en sus tierras interesantes “atractivos patrimoniales y turísticos” que no son del todo conocidos para el común de la gente.

En este sentido, se quiere diversificar la masa de turistas a estas áreas campestres, en los que se puede tener un trato directo con la naturaleza, campos, ríos, valles y montañas. Además estos conservan infraestructuras tradicionales que aún mantienen su encanto y representan mucho para la historia.

Las localidades pre-seleccionadas fueron pequeñas que ni siquiera llegan a los 20.000 habitantes, sin embargo, para pertenecer a estos “once” debían cumplir ciertos requisitos. Los municipios debían que contar con una política turística, equipamiento de alojamiento y hostelería o pertenecer a un sistema de calidad como el Sistema Integral de Calidad Turística Española en Destinos (SICTED).

· MANZANARES EL REAL

Está situado al pie de Guadarrama y en la orilla del embalse de Santillana que esta formado por el río manzanares. Acompañada de montañas y pinturas rupestres. Sus principales atracciones son el Castillo de los Mendoza, la Plaza de Armas (Castillo viejo), Embalse de Santillana y la Pedriza.

· PATONES

A una hora de la capital, se encuentra Patones de Arriba, un pintoresco pueblo con una cautivadora “arquitectura negra”. Aunque es muy pequeño, sus vistas sus rincones dignos de postales. Estando aquí, es imprescindible visitar la Senda ecológica de El Barranco, la Dehesa de la Oliva y la Oresa de El Atazar.

· SAN MARTÍN DE VALDEIGLESIAS

Ubicado en el municipio en el extremo occidental de Madrid. Está a una latitud de 681 metros de Castilla y León. Es característico por sus terrenos ascendentes, su arquitectura y su gastronomía. Aquí es imperdible conocer el Castillo de la Coracera, el Cadalso de los Vidrios, las Rozas de Puerto Real y claro, probar sus deliciosas “patatas revolconas”.

· TORRELAGUNA

Un paisaje medieval rodeado de naturaleza. Fue declarado como Monumento Histórico-Artístico en 1974 gracias a las torres defensivas árabes construidas en el siglo X. Lo que más destaca en este pueblo es la Iglesia de la Magdalena, la Atalaya de Arrebatacapas, La Cabrea, Viñuelas, Colmenar viejo y Lozoyuela.

· VILLAREJO DE SALVANÉS

Se encuentra al extremo suroriental de la comunidad de Madrid. Su extensión es solo de 120 kilómetros cuadrados y contiene cultura arte e historia. Los monumentos más representativos del lugar son el Santuario de Nuestra Señora de la Victoria, la Iglesia de San Andrés Apóstol, el Castillo de Villarejo de Salvanés y la Casa de la Tercia.

· BUITRAGO DEL LOZOYA

Exactamente en la Sierra Norte de Madrid, antiguamente fue una zona muy transitada por lo que significó mucho para la historia política y económica. Los principales puntos de interés son la iglesia de Santa maría, el Recinto Amurallado, la Casa del Bosque, el museo Picasso y el Puente Viejo.

· CHINCHÓN

Situado al sureste de Madrid, entre los ríos Tajuña y Tajo. Es un deleite para los ojos de los arquitectos. Asimismo, es de las comunidades más pequeñas que al recorrerlo se puede ir andando. Su mayor atracción es su Plaza Mayor, el Castillo de Chinchón y la Torre de Reloj.

· COLMENAR DE OREJA

Se centra en la zona suroriental de Madrid, limita con Aranjuez por el norte y Toledo por el sur. Acompañada por los ríos Tajo y Tajuña. En el pasado fue habitado por romanos, visigodos y musulmanes. Lo que no se puede dejar de ver son los Jardines de Zacatín, la iglesia de Santa María, el convento de la Encarnación, las canteras de Piedra y los Hornos de Tijanas.

· NALVACARNERO

Se halla en la zona sur de Madrid, a diferencias de las otras comunidades, este es considerado uno de los núcleos más grandes de la capital. Con interesantes rutas y monumentos, lo que más destaca es la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la Plaza Segovia, Sevilla La Nueva y Villamanta.

· NUEVO BATZTÁN

Un pueblo a solo 57 km de Madrid, conserva un estilo único en sus piezas. Es una villa que no solo es conocida por sus construcciones sino también por su gastronomía. Sus atracciones son sus jardines, las casas antiguas, la Plaza de la Iglesia y sus espectáculos culturales.

· RASCAFRÍA

En la Sierra de Guadamarra se esconde este pueblo que es considerado una de las joyas naturales de la región de Madrid. Cuenta con abundantes áreas verdes con un peculiar estilo gótico en sus calles. Los lugares más imperdibles son el Puente del Perdón, el Antiguo Molino de papes de los batanes y la Plaza de los Trastámaras.