Publicidad
Publicidad
Actualidad

Los accidentes de bicicleta suben un 20% en un año

El uso de la bicicleta ha aumentado un 50% en los últimos tres años; las caídas y los choques de ciclistas, principales causas de los incidentes

El uso de la bicicleta ha aumentado un 50% en los últimos tres años; las caídas y los choques de ciclistas, principales causas de los incidentes

Publicidad

Cuando hace menos de un año el Ayuntamiento de la capital puso en marcha el alquiler público de bicicletas BiciMad, muchos pusieron el grito en el cielo. Aquel: «Madrid no es ciudad para bicicletas», se basaba en dos conceptos que el tiempo cada vez da más por equivocados: la orografía y el tráfico. El primero fue rápidamente anulado por el motor eléctrico de asistencia de las bicis de alquiler y el segundo por la cada vez mayor presencia de ciclistas en las calles, reclamando sin miedo su espacio entre los coches.

Es más, ante el temor de que fuese un ciclista en BiciMad víctima de un atropello mortal, la estadística corre a favor del cada vez más elevado número de usuarios del servicio y revela un dato curioso sobre el mayor peligro de los ciclistas: el suelo. Según datos municipales, aunque sí ha habido un ligero repunte en el número de atropellos con bicicletas implicadas, el mayor aumento, con una gran diferencia, de siniestros en los que ha resultado herido un ciclista han sido sin contrario, es decir, por caídas fortuitas.

Frente a las 140 caídas de bicicletas que necesitaron asistencia en 2013, el pasado año fueron 232 los incidentes de este tipo registrados, casi un centenar más, que es la misma proporción en la que se han incrementado los accidentes con ciclos entre los dos años. Así, en 2013 hubo 553 siniestros con bicicleta implicada y en 2014 fueron 668 –BiciMad se puso en marcha el 1 de julio–, lo que supone 115 más. De ellos, el mayor aumento es el de las caídas, seguido por el de los atropellos, que pasaron de 57 a 87, con 30 incidentes más. Desde el consistorio detallan que de todos los siniestros la gran mayoría son leves o de poca gravedad y relacionados con huesos rotos o lesiones musculares. Hubo un accidente grave a primeros de marzo de este año cuando un hombre se cayó al suelo, al parecer sin contrario implicado, y se golpeó la cabeza.

Choques con objeto fijo

Publicidad

Contradiciendo el dicho de que es «como aprender en bicicleta, que nunca se olvida», el tercer dato llamativo del número de siniestros con ciclistas implicados se corresponde a los choques con objeto fijo, que también han aumentado respecto a 2013 pasando de 11 a 18. Se trata de incidentes en los que los ciclistas han impactado con muros, farolas, marquesinas o papeleras y el impacto ha sido lo suficientemente importante como para que acuda una dotación de Emergencias a socorrerles.

También han aumentado ligeramente las colisiones múltiples entre ciclistas pasando de 7 a 12 , lo que podría ser habitual en carriles bicis como el de Serrano o el tramo de la calle Alcalá del Eje Mayor-Alcalá, puesto que comparten calzada para ambos sentidos. En cambio, las colisiones dobles, que es el accidente más habitual, han disminuido, pasando de 335 a 317. Por último, tan sólo se han registrado dos incidentes de caídas con motocicletas y ciclistas implicados, los mismos que el año pasado.

Publicidad

Hay que tener en cuenta que todavía no hay datos del incremento de usuarios de bicicleta desde que se puso en marcha BiciMad y, además, hasta dentro de unos meses no habrá estadísticas sobre el aumento de ciclistas en las calles de la capital desde que cuenta con un servicio público de alquiler de bicicletas. Con todo, el pasado mes de marzo durante la presentación de la ampliación de BiciMad –cuyas nuevas estaciones, que llegarán hasta la plaza de Cuzco por el norte ya se están instalando aunque permanecen precintadas ya que no se podrán utilizar hasta finales de abril–, el consistorio madrileño explicó que, desde 2011, el uso de la bicicleta en Madrid se ha incrementado un 50%, según datos que incluyen el pasado año, llegando a representar el 1,2% de la movilidad de la ciudad.

Igualmente, desde su puesta en marcha en julio, más de 30.000 personas se han abonado a BiciMad, cifra que aumenta día a día, con una media de 4.000 usos diarios. A éstos se añaden las 2.933 personas que entre diciembre y febrero habían obtenido un abono ocasional, que son de entre uno y tres días. Entre los datos que aportó el Ayuntamiento de Madrid hace poco más de un mes destacaba el uso que hacen los abonados del servicio de alquiler y que revela que, en su mayoría, se utiliza como alternativa al transporte público en las horas de entrada y salida del trabajo. De hecho, es llamativa la diferencia entre semana, que es de más del 83% durante el día, a el fin de semana, cuando hasta un 31 de los usuarios cogen la bicicleta por la noche, para acudir y regresar de las zonas de ocio nocturno, también como alternativa al transporte público.

Aunque no ha trascendido si se están realizado pruebas de alcoholemia a los ciclistas que tienen un accidente, la Policía Municipal sí que está multando a quienes no respetan el espacio reservado para las bicicletas. En concreto, cada vez hay más sanciones a aquellos conductores que no respetan el límite de 30 kilómetros por hora en los ciclo-carriles que jalonan la ciudad, restricción de velocidad que hay que respetar incluso cuando no hay ciclistas circulando en ese momento. Con todo, no se conoce el número exacto de multas al respecto ya que los expedientes no se distinguen de otros cualquiera por exceso de velocidad.

Un «biciregistro» como protección antirrobo

Desde el 1 de abril el Ayuntamiento de Madrid se ha incorporado al biciregistro, un sistema informático nacional de registro de bicicletas creado por la Red de Ciudades por la Bicicleta que permite proteger a los ciclistas ante el robo de su vehículo y facilitar su recuperación. Mediante el mismo los usuarios, que pueden apuntarse a través de la página web www.biciregistro.es, reciben una pegatina que, mediante un tratamiento especial, graba un número de serie en el cuadro de su vehículo que no se borra aunque sea retirado el adhesivo. De este modo, quienes sustraigan la bicicleta y traten de venderla no podrán hacerlo al quedar los datos del propietario asociados a un número de serie. Igualmente, en caso de recuperación del vehículo, los usuarios registrados podrán acudir a los almacenes policiales yrecuperar su bicicleta, cuestión harto difícil por la similitud de modelos y la imposibilidad de asociar fehacientemente a los propietarios con cada vehículo. El coste del registro es de tan sólo 7 euros, que serán para la Red de Ciudades por la Bicicleta y los kit de marcaje se recogen en la sede de Movilidad en la calle Bustamente. Los usuarios también pueden publicar en la web los avisos de robo o pérdida.