Los otros «amigos» fichados por el Gobierno de la capital

La Razón
La RazónLa Razón

El «amiguismo» ha estado presente desde el minuto uno en el Gobierno de Ahora Madrid. En su primera Junta de Gobierno, la alcaldesa, Manuela Carmena, nombró a Luis Cueto Coordinador de la Alcaldía. Administrador civil del Estado y funcionario del Ministerio de Industria hasta la pasada legislatura cumplía con todos los requisitos curriculares para el puesto pero, además, contaba con la plena confianza de Carmena ya que está casado con su sobrina, Ana Noguerales Carmena. Al ser su plaza de alto directivo, Cueto se saltó el veto impuesto por la anterior Corporación de que los cargos eventuales pudiesen ser ocupados por parientes hasta en cuarto grado de cualquier concejal del Ayuntamiento de Madrid, una categoría inferior a la que tiene el sobrino de la alcaldesa.

Poco después, tocó el turno a la familia de la portavoz municipal, Rita Maestre, al ser nombrado su padre, Luis Maestre, subdirector general de Atención al Contribuyente. El progenitor de la portavoz es funcionario desde 1980 y trabaja en el consistorio madrileño desde 2004, por lo que su cualificación era la adecuada para el puesto de subdirector, una categoría que también escapa de la limitación del parentesco en los cargos de libre designación. Se da la circunstancia de que la madre de Rita Maestre también es miembro del funcionariado municipal desde 2008 y, como su marido y su hija, activos colaboradores de Podemos.

De militantes de la formación morada también se ha nutrido el grupo de altos cargos de Ahora Madrid y el mismo concejal que escogió al familiar de la portavoz para un cargo en su área, Carlos Sánchez Mato de Economía y Hacienda, eligió a una asesora de Podemos para la dirección de la auditoría de la deuda del consistorio. Se trata de la economista Bibiana Medialdea, profesora de Economía Aplicada en la Universidad Complutense y asesora en el programa económico de los de Pablo Iglesias.

Medialdea además ha coincidido con Sánchez Mato en varios foros vinculados a asociaciones a favor de la auditoria ciudadana de la deuda. De hecho, nada más llegar repitió el mantra del concejal sobre la deuda ilegítima y afirmó que «una parte de la deuda no se tiene que pagar», incluso antes de que finalice la auditoría de los gobiernos de Ana Botella y Alberto Ruiz-Gallardón. Lo sorprendente del caso es que el propio Sánchez Mato criticó en su momento la designación de Cueto como coordinador de la Alcaldía y dijo que «no es estético» fichar a familiares. Sin embargo, no tuvo el mismo recato a la hora de ascender al padre de Rita Maestre.