Madrid 2020, capital argentina

España juega en casa. Y es que pese a los envites de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner contra las empresas españolas, la hermandad entre los españoles y los argentinos es indestructible. Buenos Aires es la sede donde se elegirá el próximo 7 de septiembre qué ciudad celebra los Juegos Olímpicos del 2020. Los rivales a batir por Madrid son Estambul y Tokio. Aunque en la capital argentina no está permitida ningún tipo de publicidad a favor de las candidaturas, algunas banderas españolas fueron colocadas estratégicamente en la simbólica Avenida de Mayo. Un claro guiño de las autoridades locales hacía la madre patria.

«Estamos en un país hermano», dijo ayer el presidente de la candidatura madrileña, Alejandro Blanco, en la Embajada española. «Pero –puntualizó– los árbitros son los jueces del COI». El resto es parte de la diplomacia y del cara a cara. Buenos Aires se jugó el pasado 4 de julio celebrar los Juegos de la Juventud de 2018 para niños entre 14 y 18 años de edad. Competía contra Glasgow, (Escocia) y Medellín (Colombia). Allí, los tres votos de los miembros españoles del COI (Juan Antonio Samaranch, Marisol Casado y José Perurena) fueron para Buenos Aires, que ganó en la segunda ronda a Medellín por 49 votos a 39. La votación española podría parecer una anécdota más. Sin embargo, puede proporcionarle un apoyo decisivo como recompensa.

Nada más conocer su victoria en Lausana, el secretario de Estado para el Deporte de Argentina, Claudio Moressi, y su subsecretario en Buenos Aires, Francisco Irarrázaval, agradecieron la confianza a España. Un gesto que el presidente del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, hizo llegar a los representantes de Madrid 2020. Su voto está asegurado y su influencia se antoja clave en la batalla para convencer a América. Un continente con 19 votos que Blanco peina estos días para ganar más adeptos. Además fuentes consultadas por LA RAZÓN afirman que Madrid 2020 favorecería al colectivo de argentinos que viven en la capital española, por el impulso económico que esto supondría para la Comunidad de Madrid. «Siempre habrá un argentino haciendo algo, en los más variopintos trabajos, profesiones, asesorías, etc. Desde ya comienza por generar fondos para Buenos Aires y Argentina toda», afirma este funcionario de la Casa Rosada, que prefiere guardar el anonimato.

La armada invencible

También viajará la capital argentina el jugador de baloncesto y abanderado de España en los Juegos Olímpicos de 2012 Pau Gasol, que hablará durante la ceremonia en representación de los deportistas españoles algunos de los cuales estarán presentes en el evento a través de un vídeo grabado previamente. Junto a Gasol estará la nadadora paralímpica, que atesora 22 medallas en los Juegos Olímpicos, Teresa Perales, para representar a los deportistas de los Juegos Paralímpicos de Madrid 2020 ante la Asamblea General del COI. La candidatura reveló ayer el listado de 17 deportistas que acompañarán a Gasol y Perales. Así, haran «lobby» en el hotel Hilton los jugadores de baloncesto Amaya Valdemoro y Felipe Reyes, la nadadora Mireia Belmonte, la nadadora de sincronizada Ona Carbonell, la waterpolista Jennifer Pareja, el jinete Cayetano Martínez de Irujo, el esgrimista José Luis Abajo «Pirri», el ciclista de pista Joan Llaneras, los atletas Fermín Cacho y Carlota Castrejana, la esquiadora María José Rienda y el piloto de skeleton Ander Mirambell.

La delegación española, que ya se encuentra en Buenos Aires, trata de preparar el desembarco de la armada invencible, compuesta por 300 españoles que viajarán en un chárter cedido por Air Europa. Parecen muchos pero por ejemplo Japón ha desplegado a 500 delegados, que ya pueden verse por el centro porteño sacando fotos. Casi todas las delegaciones están instaladas en los edificios aledaños al Hotel Hilton, donde se celebrará la ceremonia. Toda esta zona del acomodado barrio de Puerto Madero, se ha convertido en un búnker donde los distintos países preparar sus discursos milimétricamente. Es en este hotel donde los miembros del COI prácticamente se «enclaustrarán» antes de la crucial votación.

En cuanto a las cartas de España y su estrategia a seguir, «contamos con un proyecto compacto, de gran nivel deportivo, se ajusta totalmente a lo que el COI quiere, y además tenemos el 80 por ciento de las instalaciones ya preparadas», indicó Blanco. «Es por tanto una candidatura coherente, real, acorde a los tiempos de austeridad que corren», añadió. Además asegura que la candidatura cuenta con el apoyo de prácticamente toda la población española. «La crisis ha sido mundial, y en España estamos saliendo de ella. No va a afectar a la candidatura. Sólo nos faltaría realizar una inversión de 1.500 millones de euros en un plazo de siete años, asumida entre tres administraciones. Económicamente, los Juegos son viables», aseveró.