Actualidad

Madrid 360: los críticos creen que el plan tendrá un «efecto llamada» de coches

Los vehículos con etiqueta C podrán entrar con dos ocupantes. La tramitación del plan tardará entre 6 y 8 meses

Los vehículos con etiqueta C podrán entrar con dos ocupantes. La tramitación del plan tardará entre 6 y 8 meses.

Publicidad

El día después de la presentación del nuevo plan anticontaminación del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no dejaron de sucederse las valoraciones, tanto de partidos políticos como de diferentes entidades.

Así, los grupos de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid creen que la iniciativa supone una mayor entrada de vehículos al centro de la ciudad para dejar «sin efecto» Madrid Central.

La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, tildó la estrategia de «tomadura de pelo» que, a su juicio, «trata de dejar sin efecto» Madrid Central y permitir «que entren más coches a la ciudad». «Si solo reducimos las emisiones en el centro de la ciudad supone que aumenten las emisiones en barrios periféricos, como en el Ensanche de Vallecas», añadió.

El portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, ironizó con el nombre de Madrid 360 que supone que se llama así porque «seguramente sean 360 millones lo que les va a costar a los madrileños este experimento. Es una absoluta irresponsabilidad que el Gobierno de la ciudad pretenda hacer un experimento y aumentar la presencia de vehículos y reducir las bicicletas», criticó. En esta línea, el portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, aseveró que el plan de Almeida «reta al Gobierno central y a la Unión Europea» y resulta «exótico» porque este asunto provoca que entren más vehículos al centro y no se va a solucionar promocionando el aparcamiento. «Todo lo que se haga nos parece bien pero buscando consensos y articulaciones para esos consensos pero 360 es un número un poco raro», señaló.

Publicidad

Por otro lado, Ramón Ledesma, asesor de Pons Seguridad Vial consideró que «la normativa allana el camino para que haya más vehículos privados en el centro». Del mismo modo, insistió en que «es necesario un pacto por la movilidad», alejado de ideologías. «Carmena puso en marcha su plan muy tarde y Almeida demasiado pronto».

Por su parte, desde el Ayuntamiento insisten en que la tramitación para modificar la ordenanza municipal que permita establecer la estrategia de sostenibilidad Madrid 360 durará entre seis y ocho meses, según avanzó el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, quien mostró su voluntad de que entre en vigor «lo antes posible» porque es «mejor que el plan anterior». Será durante el trámite de alegaciones cuando el gobierno municipal vuelva a «hablar con todo el mundo, colectivos, asociaciones, vecinos y con cualquiera que pueda aportar».

Publicidad