Más Madrid se descompone: Errejón ficha a dos concejalas

Tras Sabanés, ayer se sumó Higueras, la que fuera mano derecha de Carmena. Esta semana se sabrá si se unen nombres como el de Rita Maestre.

Sabanés e Higueras durante una de las comisiones del Ayuntamiento de Madrid. Foto: CRISTINA BEJARANO
Sabanés e Higueras durante una de las comisiones del Ayuntamiento de Madrid. Foto: CRISTINA BEJARANO

Tras Sabanés, ayer se sumó Higueras, la que fuera mano derecha de Carmena. Esta semana se sabrá si se unen nombres como el de Rita Maestre.

Primero fue Inés Sabanés, la impulsora del proyecto estrella de Carmena (Madrid Central) y ayer la siguió Marta Higueras, la mano derecha de la ex alcaldesa y ahora la de Íñigo Errejón, ya que ha decidido cambiar Más Madrid por Más País e ir como número dos de la lista del que fuera uno de los fundadores de Podemos. Como explican desde el nuevo partido de Errejón, «las listas finales las iremos conociendo a lo largo de la semana», por lo que no se descarta que puedan producirse más «trasvases» desde el partido madrileño. Uno de ellos no lo protagonizará finalmente Rita Maestre, portavoz del gobierno de la ex alcaldesa de Madrid, y una de las figuras que anunció, junto a Errejón, el nacimiento del nuevo partido nacional.

Lo que no se concretó ayer es si Higueras dejará su acta de concejala para dedicarse en exclusiva a la labor parlamentaria nacional, o si compaginará ambas tareas. Si los resultados del 10-N permiten su salto al Congreso y decidiera abandonar el Palacio de Cibeles, sería sustituida por Mar Barberán, excomisionada de Malasaña.

Inés Sabanés, por su parte, anunció el martes que dejará su acta de concejala de Más Madrid en el Ayuntamiento si es elegida diputada nacional. Su escaño, de contar con el favor de los electores, será ocupado en el Palacio de Cibeles por José Luis Nieto Bueno, coportavoz de Equo en Madrid. La ex delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento durante la etapa de Manuela Carmena defendió la decisión de la militancia de Equo de aliarse con el proyecto de Errejón para el 10N en vez de concurrir de nuevo con Unidas Podemos.

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, calificó de «desbandada», la salida de concejales de la oposición en el Ayuntamiento para participar en las elecciones generales del 10-N y manifestó su «alegría» porque así no están en el Ayuntamiento personas que «no desean trabajar por los madrileños». Añadió que la marcha de estos concejales le genera «tristeza» por su «falta de compromiso» y porque «engañaron a los madrileños». Almeida también se refirió sin citarles a Errejón, que fuera candidato a gobernar la Comunidad de Madrid, y a su antecesora, Manuela Carmena, que se presentó el 26 de mayo a la reelección.

A esta crítica se sumó la de la vicealcaldesa, Begoña Villacís, que indicó que ser concejal es un trabajo a tiempo completo y que «si uno se emplea a fondo respeta lo que es el trabajo de la oposición», insistió.

El alcalde, que expresó su deseo de que quienes sustituyan a Higueras y a Sabanés «trabajen de verdad por los madrileños», afirmó que valora «una oposición fuerte que controle la acción de Gobierno» y que eso «no está pasando por las guerras y ambiciones personales que ponen por encima del interés general de Madrid». Villacís también cuestionó esta decisión y planteó «hasta qué punto es comprometido Más Madrid porque los dos candidatos que ha presentado, tanto a la Comunidad como al Ayuntamiento (Errejón y Carmena), en cuanto perdieron las elecciones se han fugado de Madrid».