Metro gastará 400.000 euros por abrir las 24 horas el 1 de julio por el Orgullo Gay

Se espera la llegada de tres millones de turistas en la capital ese fin de semana

El Gobierno regional  quiere mostrar su respaldo a eventos que suponen una oportunidad para lanzar la imagen de Madrid como destino turístico
El Gobierno regional quiere mostrar su respaldo a eventos que suponen una oportunidad para lanzar la imagen de Madrid como destino turístico

Se espera la llegada de tres millones de turistas en la capital ese fin de semana.

Metro de Madrid abrirá las 24 horas el próximo 1 de julio para garantizar la movilidad por la ciudad de los cerca de tres millones de turistas que se esperan en la capital ese fin de semana con motivo de la celebración en Madrid del World Pride 2017. La apertura del Metro durante todo ese 1 de julio costará 400.000 euros a los que hay que sumar otros 500.000 por los refuerzos que se tendrán que realizar en las diferentes líneas en la semana de las celebraciones.

Según han informado fuentes de la Consejería de Transportes, abrirán todas las líneas que en algún punto pasan por la almendra central, es decir, todas excepto Metro Sur, las tres líneas de Metro Ligero, TFM (la prolongación de la línea 9 entre Puerta de Arganda y Arganda del Rey), y las líneas 7B (Metro Este, entre Estadio Olímpico y Hospital del Henares) y 10B (Metro Norte, entre Tres Olivos y Hospital Infanta Sofía).

El resto de líneas abrirán el 1 de julio las 24 horas para atender la gran demanda de viajeros que se prevé y facilitar la movilidad por el centro de la ciudad.

Se trata de una medida más con las que el Gobierno regional de Cristina Cifuentes quiere mostrar su respaldo a eventos que suponen una oportunidad para lanzar la imagen de Madrid como destino turístico y, en particular, de apoyo a esta fiesta mundial.

De hecho, el World Pride 2016, que se celebró en Toronto, tuvo un impacto positivo de más de 719 millones de euros para la ciudad, según los datos del Gobierno regional.

La ciudad de Madrid espera la llegada de cerca de 3 millones de turistas del colectivo LGTBI durante esa semana, y sobre todo durante el fin de semana del 1 y 2 de julio, teniendo en cuenta que ya solo en la fiesta del Orgullo Gay del pasado año llegaron a Madrid 1,7 millones de turistas.

España es el tercer destino turístico mundial y uno de los enclaves favoritos del colectivo LGTBI; de hecho, capta casi la quinta parte del negocio turístico gay de toda la UE, y aporta cada año más de 6.000 millones de euros a la economía española, un 0,48 % del PIB.

Según los datos del Gobierno, el perfil de turista del colectivo LGTBI es el de un consumidor de alto poder adquisitivo, que realiza viajes frecuentes y largos, por lo que el impacto en las economías de destino es mayor.

El turismo LGTBI nueve más del 10 % de turistas a nivel mundial, y representa entre el 15 y el 16 % del gasto turístico de todo el mundo.