Once millones para la radio de Carmena

La emisora M21 tendrá tres estudios, su propia revista y siete trabajadores además de tertulianos

La emisora M21 tendrá tres estudios, su propia revista y siete trabajadores además de tertulianos

A partir del mes de septiembre, el Ayuntamiento de la capital contará con su propia radio pública bajo el nombre de M21, en el 88.6 de la FM y concebida como una emisora-escuela. Fuentes de Madrid Destino señalan que esta iniciativa «relanza» un proyecto que en su día ya promocionaron alcaldes como José María Álvarez del Manzano y Alberto Ruiz-Gallardón: «No es una emisora de la Alcaldía ni de ningún partido, no tiene intencionalidad política», insisten desde el consistorio. El convenio que alumbrará esta radio sí señala que difundirá «información real» para que los madrileños «se reencuentren con los servicios municipales y los vivan de una manera más cercana».

Según la memoria económica de la «Emisora Escuela M21», a la que ha tenido acceso este diario, las inversiones previstas para su puesta en marcha –en el periodo 2016-2023– ascienden a 723.580 euros. El grueso de este gasto tendrá como objeto el acondicionamiento de dos de los tres estudios de los que dispondrá la radio repartidos por la ciudad. Además de las instalaciones centrales, ubicadas en la avenida de Cantabria (distrito de Barajas), el Gobierno de Carmena quiere habilitar dos espacios: uno en el Palacio de Cibeles (en el que se realizará un desembolso de 24.200 euros), y otro en Conde Duque, cuyas obras de adecuación costarán 242.000 euros y su material técnico 387.200 euros. La mayor parte de estas inversiones, en concreto 457.380 euros, se harán este año.

La memoria económica también detalla la previsión de gastos anuales que lleva aparejado el convenio, cuyo periodo de vigencia es de tres años, con la opción de prorrogarse hasta un máximo de ocho, es decir, hasta 2023. Hasta ese momento, las arcas públicas prevén gastar 10.247.477 euros. En los costes de personal, la previsión para 2016 es de 116.426 euros. En 2017, el primer año completo para M21, los salarios ya se elevan hasta los 277.941 y van incrementándose entre un 1% y un 5% hasta sumar más de 358.000 euros en 2023. Este montante incluye el salario de un coordinador web, dos coordinadores de contenidos municipales, otros dos coordinadores del proyecto de programas educativos, un jefe de redacción, un coordinador del magazine de tarde y un reportero de actualidad. Aparte de los costes de personal, el mayor desembolso de la radio pública se destinará a los costes operativos, de 1,2 millones al año, de los que en torno a 700.000 son del capítulo de gastos de producción. La radio tendrá además una revista mensual –que costará entre 72.000 y 92.000 euros al año– para la que se «contempla la contratación de ilustradores». M21 contará asimismo con una página web –que será responsabilidad de Madrid Destino– que permitirá la «emisión en directo y en diferido» además de un «sistema de gestión y archivo de contenidos editoriales». El Ayuntamiento está actualmente en conversaciones con las cuatro universidades públicas para establecer convenios de colaboración para incorporar estudiantes en prácticas. Asimismo, tendrán su espacio en la parrilla, tal y como contempla el borrador de convenio de colaboración, colaboradores y tertulianos, cuysa dietas y gastos serán asumidos por la empresa pública Madrid Destino.

De los contenidos culturales, que ocuparán alrededor del 80% de la programación, será responsable Madrid Destino, mientras que la responsable de la información de servicio público –centro de pantallas de tráfico y todo lo relacionado con las emergencias– será el área de Gobierno de Portavoz, dirigida por Rita Maestre.

Desde la oposición, el Partido Popular criticó ayer el enfoque que Ahora Madrid ha querido dar a esta iniciativa. Su portavoz en Cultura, Isabel Rosell, cree que este «Aló Carmena» de la radio municipal será un «despilfarro» de «propaganda de Podemos con dinero de todos». Rosell recordó que el Ejecutivo de Carmena dijo en su día que «iban a lanzar la radio municipal con la excusa de la formación para el empleo», pero ahora pone en marcha «un medio de comunicación» que «competirá con las radios privadas» y que provocará «que se dupliquen recursos y gastos para tener un holding de radio, web y revista al servicio de la propaganda de Podemos».