Podemos quiere que un tercio de la lista de Carmena no repita

La alcaldesa fue preguntada ayer hasta en cinco ocasiones sobre su candidatura en 2019. Ella eludió dar pistas en torno a la decisión que tomará.
La alcaldesa fue preguntada ayer hasta en cinco ocasiones sobre su candidatura en 2019. Ella eludió dar pistas en torno a la decisión que tomará.

El secretario saliente de la formación morada en la capital insiste en que algunos ediles den un paso al lado y apunta a IU y Ganemos. La alcaldesa también apuesta por que la formación cambie tras cuatro años en el Gobierno.

Pese al empeño de la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, en no hablar de la posibilidad de que repita como candidata en 2019 y en evitar las declaraciones sobre el futuro electoral de Ahora Madrid, las luchas internas que sacuden a la formación parecen muy lejos de relajarse y, por tanto, de silenciar este debate. La mejor muestra de ello son las declaraciones que hizo ayer el secretario general saliente de Podemos Madrid, Jesús Montero, tras mantener una reunión con Carmena en el Palacio de Cibeles. Montero dejará esta semana su responsabilidad al frente de la formación morada. Esta secretaría general será ocupada por el vencedor del proceso de primarias que se cerró ayer, en el que han competido el ex Jemad Julio Rodríguez y la diputada regional de Podemos Isa Serra y cuyos resultados se harán públicos este viernes.

Pero antes de efectuar el traspaso de poderes, Montero ha vuelto a dejar claro que en Podemos –al menos dentro de los sectores más cercanos a Pablo Iglesias e Íñigo Errejón y más alejados, por tanto, del ala anticapitalista– son partidarios de una profunda renovación en la candidatura de Ahora Madrid que se presente en las municipales. O dicho de otro modo, que buena parte de los ediles que actualmente conforman el grupo que sostiene a Carmena en la Alcaldía no repitan dentro de año y medio. «Igual que yo doy un paso al lado en la secretaría de Podemos, confío y espero que un número que podía ser un tercio de los concejales de Madrid den un paso al lado y faciliten un relevo para renovar el grupo municipal e incorporar nuevas energías. Lo otro sería vieja política, que es agarrarse al puesto y permanecer blindado con métodos que sirvieron para entrar al Ayuntamientos». Y criticó duramente a un sector de Ahora Madrid al que, en ningún momento, puso nombre: señaló que «dados los comportamientos en estos años, no parece muy recomendable» que algunos ediles vuelvan a presentarse y calificó de «feo» el comunicado firmado esta semana por nueve ediles de Ahora Madrid –los encuadrados en IU, Ganemos y Madrid 129– en el que reclamaban «más democracia» dentro del partido además de primarias en la elaboración de la candidatura. Lanzó un dardo contra Ganemos –«ya no es lo que era»– y planteó la necesidad de que Izquierda Unida se defina y «decida claramente que si su apuesta es el bloque social de progreso que se llama Unidos Podemos o su apuesta es Ganemos, porque no se puede estar comiendo y sorbiendo». Desde IU, no tardaron en contestarle: «A nosotros sí que no nos gustan los platos precocinados».

La alcaldesa se mostró más prudente en sus respuestas a los medios de comunicación a los que había convocado a un desayuno justo antes de reunirse con Montero. Sin embargo, Carmena sí dejó entrever que comparte la necesidad de que Ahora Madrid se reinvente en su próxima cita con las urnas: «A nadie se le oculta que lo que fue inicialmente esta plataforma tiene ya muy poco que ver por definición con lo que ahora significa una candidatura desde un planteamiento tan distinto como llevar cuatro años en el Gobierno». Aunque muy alejada del tono empleado por Montero, la alcaldesa también reconoció su desacuerdo respecto a la conveniencia de que en el momento actual algunos ediles de Ahora Madrid publiquen manifiestos sobre lo que debe hacer la formación de cara a las municipales: «Creo que nos debemos centrar mucho más en hacer lo que tenemos que hacer que en empezar a pensar cómo debe ser la sustitución. Comprendo que haya compañeros que estén más preocupados en profundizar sobre ese tema». Los nueve firmantes fueron el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente; los delegados Carlos Sánchez Mato, Javier Barbero y Celia Mayer; y los ediles de distrito Guillermo Zapata, Pablo Carmona, Rommy Arce, Montserrat Galcerán y Yolanda Rodríguez. Preguntada por si está acordando con Pablo Iglesias los nombres de la futura candidatura relegando a los últimos puestos a los integrantes del sector crítico, Carmena desmintió esta posibilidad.

La alcaldesa fue preguntada hasta en cinco ocasiones en torno a si se plantea continuar en política más allá de 2019, pero eludió dar ninguna pista: «Intento que no se hable de la sucesión. Entiendo que otros compañeros lo vivan así y les interese más que se hable de este tema. Yo prefiero que no se hable de ello.

«Dowdall», un sistema que integra a todas las corrientes

El procedimiento de votación «Dowdall», que apoyan la mitad de los ediles de Ahora Madrid, se trata de un sistema proporcional de listas abiertas y ponderadas que consiste en dividir el voto realizado a un candidato de forma proporcional en función del lugar que ocupe en la lista de la candidatura. Este método para llevar a cabo primarias, que ya emplearon en 2015 Podemos y Ganemos, permite que todos los candidatos –independientemente de su adscripción a las distintas corrientes que integran la candidatura de unidad popular– puedan aspirar a encabezar la lista que Ahora Madrid presente a las municipales y garantizaría la presencia de Anticapitalistas, ediles de IU, Ganemos, Podemos, Madrid 129 e independientes en su lista.