Primeros avisos policiales sin atender por la «happy hour» de Carmena

Hortaleza se quedó ayer sin patrullas en su Unidad durante el cambio de turno por la obligación de la alcaldesa impuesta a los agentes de «fichar» dos veces en puntos diferentes de la ciudad

Los agentes de Policía Municipal que se incorporan al turno están ahora obligados a fichar en su Unidad y luego acudir a su Subinspección a pasar lista. Este nuevo trámite ya ha dejado avisos desatendidos
Los agentes de Policía Municipal que se incorporan al turno están ahora obligados a fichar en su Unidad y luego acudir a su Subinspección a pasar lista. Este nuevo trámite ya ha dejado avisos desatendidos

Hortaleza se quedó ayer sin patrullas en su Unidad durante el cambio de turno por la obligación de la alcaldesa impuesta a los agentes de «fichar» dos veces en puntos diferentes de la ciudad

La última orden policial dada desde el Gobierno municipal de Manuela Carmena a la Policía de Madrid ya ha provocado problemas en el distrito de Hortaleza. La llegada del nuevo concejal de Seguridad al Ayuntamiento y de su director, Andrés Serrano, ha traído varias novedades al Cuerpo Municipal, como la de que los agentes del turno de noche están ahora obligados a pasar lista en las subinspecciones establecidas por cada distrito. Esto supone que los policías que se incorporan al turno de noche tienen que fichar en su puesto (en su Unidad Integral de Distrito) y ahora, como novedad, deben acudir a un segundo pase de lista, en la Subinspección a la que pertenece su distrito.

En la práctica esto provoca que los agentes del turno de noche gasten aproximadamente una hora en trasladarse a las subinspecciones para hacer este nuevo trámite que, según advirtieron los sindicatos policiales, desde su puesta en marcha iba a provocar que durante este tiempo se desatendieran los avisos por falta de agentes en la calle, que además iban a hacer uso de los coches patrulla de las Unidades para poder acudir a las subinspecciones correspondientes.

La advertencia se ha cumplido. Según denunció ayer un agente del distrito de Hortaleza, entre las 21:30 y las 22:30 horas aproximadamente (es la hora en la que se incorpora el turno de noche del fin de semana) se produjeron los primeros problemas de coordinación para atender varios avisos. «Hasta tres veces hubo que decirle a la emisora directora que no había coches en Hortaleza para atender tres comunicados», explicó a este periódico. El problema es que los seis vehículos de Hortaleza estaban en ese momento camino de la Subinspección de San Blas para pasar lista. Desde Hortaleza se pidió al jefe de sala que ordenara el desplazamiento de alguno de los coches que iba camino de San Blas generando un retraso en la atención de los avisos.

Menos vehículos

«No sólo es que los agentes estuvieran ocupados pasando lista, es que para trasladarse a San Blas se llevaron todas las patrullas, dejando Hortaleza sin vehículos», denunciaba ayer uno de los agentes de esta Unidad de Distrito. Hay que tener en cuenta que, además de obligar a los agentes a pasar lista, el nuevo Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha decidido recientemente no renovar los contratos de renting de 140 vehículos policiales. «Hay menos coches y los que hay están durante una hora ocupados en el nuevo pase de lista en las Subinspecciones», añaden. Según ha podido saber LA RAZÓN, ya se han producido las primeras quejas oficiales de los mandos policiales, sin embargo, por el momento se niegan a modificar la instrucción.

Otro de los cambios introducidos recientemente por la nueva Dirección de la Policía de la capital es que la operadora central ya no les proporciona datos a los agentes del turno de noche sobre filiaciones o matrículas de coches. Es decir, hasta ahora los policías podían llamar a emisora central para que los operadores les miraran si un coche tiene por ejemplo una denuncia por robo o una persona, de busca y captura. Sin embargo, ahora han ordenado que la central no dé estos datos y las unidades de distrito no tienen aún las claves de acceso para consultarlo, con lo que los agentes están patrullando sin poder tener datos de personas o matrículas que puedan resultarles sospechosas.