Política

Prisión para los presuntos autores de agresión a la mujer y la hija de Paco González

La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Móstoles no tuvo ayer muchas dudas: el caso de Lorena e Iván no era un intento de homicidio, sino de asesinato dada la premeditación con la que habían urdido el plan. Después de más de tres horas prestando declaración, la jueza Susana González decretó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, para Lorena Gallego e Iván Trepiana, los presuntos autores de las puñaladas que recibieron la mañana del pasado miércoles la mujer y la hija de Paco González. Según ha podido saber este diario, Trepiana –donostiarra de 30 años– fue conducido ayer por los agentes de la Guardia Civil desde los juzgados de Móstoles hasta la cárcel de Navalcarnero. Por su parte, Gallego, la higienista dental pucelana obsesionada con el locutor de Cope, iba a ser trasladada a Alcalá Meco o a Soto del Real. La Guardia Civil agotó ayer el plazo de 72 horas que la Ley les otorga para mantener a un detenido en los calabozos. Ambos se negaron el viernes a prestar declaración ante los agentes tras ser aconsejados por su abogado. Mientras Lorena, el «cerebro» de la trama, se había mostrado un poco más «entera» desde su arresto, Iván sí se derrumbó varias veces ante los agentes, asustado por lo que había hecho. Sin embargo, a la hora de la declaración se negó a hablar. Hoy comienza para ellos la rutina carcelaria hasta que salga su juicio. Mañana acude a declarar al mismo juzgado Jesús Barrante, el vecino de Boadilla que impidió el asesinato.