Rajoy invoca para Madrid'20 el espíritu de Barcelona'92 con el apoyo de la Casa Real

El presidente del Gobierno recibió en Moncloa el dossier de la candidatura olímpica. «Si en 1992 todos fuimos barceloneses, en 2020 Madrid espera que todos seamos madrileños», pidió Rajoy

Mariano Rajoy ha recibido hoy en el Palacio de la Moncloa, de manos de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y del presidente de la Sociedad Madrid 2020 y del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, un ejemplar del dossier de la Candidatura Olímpica y Paralímpica de Madrid 2020
Mariano Rajoy ha recibido hoy en el Palacio de la Moncloa, de manos de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y del presidente de la Sociedad Madrid 2020 y del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, un ejemplar del dossier de la Candidatura Olímpica y Paralímpica de Madrid 2020

«Si en 1992 todos fuimos barceloneses, en 2020 es Madrid quien espera que todos seamos madrileños», aseguró ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras recibir de manos del presidente del Comité Olímpico Español (COE) y de la candidatura, Alejandro Blanco, y de la alcaldesa de la capital, Ana Botella, el dossier de Madrid 2020. Rajoy aseguró que la candidatura olímpica «es una ambición compartida en Madrid, Galicia y Cataluña, no un proyecto exclusivo de una ciudad», por lo que invocó a todos los españoles a «unir sus ilusiones» en este reto.

Asimismo, el presidente del Gobierno ligó el éxito de Madrid2020 a la imagen de nuestro país en el exterior. «La candidatura sirve para demostrar el espíritu que mueve España, sirve para redoblar la fe en nosotros», afirmó y recordó los éxitos de los deportistas españoles como «uno de los grandes activos del país y de la marca España». En este sentido, señaló que el dossier no sólo recoge «la solvencia técnica del proyecto», sino que «es un ejemplo de la excelencia que se alcanza con el trabajo conjunto y con la colaboración leal de las administraciones» y puso como prueba de ello la Fundación 2020, en la que participan las diversas administraciones, los partidos y los agentes sociales.

En la misma línea, Botella agradeció al presidente del Gobierno la declaración de los Juegos Olímpicos de Madrid 2020 como evento de especial interés. «Algo que facilita enormemente la implicación de la sociedad civil en el proceso de la candidatura», explicó la alcaldesa, que deseó que también sirva para «los trabajos de organización que realicemos a partir del próximo septiembre» en caso de que la capital sea la ciudad elegida el día 7 de dicho mes en Buenos Aires.

La regidora madrileña también apuntó a las posibilidades de recuperación económica que proporcionarían los Juegos Olímpicos, en tanto en cuanto supondrán un estímulo a «nuevos modelos de gestión, al avance tecnológico y de comunicaciones», así como una base para reactivar la economía y generar empleo. El consistorio calcula que se crearán en torno a 320.000 empleos gracias a los Juegos. «También son una oportunidad para afianzar nuestra presencia en sectores emergentes, atraer capitales y renovar nuestro tejido productivo», concluyó.

Al respecto, el presidente del COE y de la candidatura, Alejandro Blanco, calificó el proyecto olímpico de Madrid como «creíble, responsable y previsible». «Confiamos en el nivel deportivo y organizativo de España y somos una referencia en todo el mundo por la calidad de nuestros deportistas, de nuestros preparadores y de nuestras federaciones», señaló. No hay que olvidar que es la tercera vez que la capital aspira a celebrar unos Juegos Olímpicos, por lo que el dossier que se entregó ayer a Mariano Rajoy y la semana pasada al Comité Olímpico Internacional en Lausana, «se nutre de las experiencias de 2012 y 2016».

«Madrid lleva más de diez años aprendiendo y entregando lo mejor de sí mima al proyecto ilusionante de organizar unos Juegos que permitirán avanzar hacia un país más sostenible, más próspero y con más posibilidades de futuro, así como profundizar en la transformación urbana y social», apostilló la primera edil de la capital.

Después de visitar al presidente del Gobierno, la siguiente parada de la candidatura madrileña será el Palacio de la Zarzuela, donde el Príncipe de Asturias recibirá de manos del presidente del Comité Olímpico Español (COE) y de la candidatura, Alejandro Blanco, y de la alcaldesa de la capital, Ana Botella, el dossier olímpico de Madrid2020. La Casa Real tiene una larga tradición de apoyo al deporte español –Don Juan Carlos y Don Felipe son atletas olímpicos–, que se ha traducido en el respaldo sin reservas a las tres aspiraciones de la capital para celebrar los Juegos Olímpicos en 2012, 2016 y 2020. En la actual carrera olímpica, el aliento del Rey se ha reflejado en una carta, dirigida personalmente al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jaques Rogge, que se incluye en las primeras páginas del dossier olímpico. En dicha epístola, Don Juan Carlos señala que Madrid, «centro neurálgico y dinamizador de la España moderna», continúa con la ilusión de lograr el sueño olímpico, «para el que vienen preparándose desde hace años con responsabilidad, esfuerzo y entusiasmo compartidos». En este sentido, el Rey recordó que La Corona, «tradicionalmente vinculada con el Movimiento Olímpico y firme defensora de sus valores, se adhiere y apoya este ilusionante proyecto». Además de citar el desarrollo urbano de los últimos años de la capital, que se ha dotado de instalaciones deportivas de primer nivel, Don Juan Carlos concluyó su misiva incidiendo en la oportunidad que los Juegos suponen para la ciudad y para España. «Los Juegos Olímpicos de Madrid 2020 constituyen un proyecto prioritario para España y representan una ocasión única de progreso y estímulo para las nuevas generaciones, en torno a los valores del deporte y del Olimpismo», afirma.

Junto con la carta del Rey, acompañan el primer capítulo del dossier otras tres misivas, firmadas por las autoridades de las tres administraciones implicadas, Mariano Rajoy, Ignacio González y Ana Botella; los presidentes del COE y del Comité Paralímpico Español, Alejandro Blanco y Miguel Carballeda y los tres miembros españoles del COI, Juan Antonio Samaranch, Marisol Casado y José Perurena.

Todas las cartas tienen en común la oportunidad que supone para España la organización de los Juegos Olímpicos, así como la ilusión de la sociedad española y madrileña, «que vive con pasión y entusiasmo el deporte», así como la capacidad organizativa de eventos deportivos que tienen nuestro país, como avalan las decenas de campeonatos del mundo celebrados y la experiencia de una larga carrera para lograr ser sede olímpica.