Rivas amanece con carteles que acusan a la cúpula de IU de haber robado en la EMV

Dos de los carteles que aparecieron ayeren los domicilios de los líderes de IU, y que motivaron la denuncia de los políticos ante la Guardia Civil
Dos de los carteles que aparecieron ayeren los domicilios de los líderes de IU, y que motivaron la denuncia de los políticos ante la Guardia Civil

En la mañana de ayer, cinco altos cargos del Ayuntamiento de Rivas se encontraron en las puertas de sus respectivos domicilios con carteles y pintadas en los que se les acusaba, con ironía y de forma satírica en algunos casos, de robar en la EMV municipal.

Los aludidos a los que se referían los carteles eran el alcalde de la localidad, José Masa; el concejal de Ciudad Sostenible y director de Empresas Municipales, Fausto Fernández; la concejala de Presidencia y Desarrollo, Luz Matos; el responsable de Recursos Humanos y Hacienda, Marcos Sanz y la concejala de Servicios a la Ciudadanía, Yaiza García. Todos ellos miembros de Izquierda Unida de Rivas Vaciamadrid.

Los carteles, que en su totalidad eran anónimos, acusaban a los aludidos de la desaparición de 20 millones de euros de la EMV. Dicha información se refiere a un informe de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid en el que se denuncia la ausencia absoluta de control por parte del Ayuntamiento de la firma privada que gestiona la empresa municipal y de ahí se habría derivado un desajuste contable de dicha cantidad.

Uno de los carteles parodia el famoso concurso televisivo 1,2,3... y muestra a Mayra Gómez Kemp preguntando a «Pepe Masa y Fausto Fernández: Por un chalet en el Valle del Jerte, empresas a las que adjudicar un plan de viviendas de la EMV, por ejemplo: Habyco XXI».

La aparición de estos carteles en los domicilios de los políticos se enmarca en un contexto de crisis interna dentro de Izquierda Unida de Rivas y de la investigación derivada de la publicación del informe de la Cámara de Cuentas.

En cualquier caso, no en todos los carteles el tono era distendido. Según otras fuentes, algunos de los mensajes colgados eran en tono amenazante, pero éstos fueron retirados antes y no se hicieron fotos de ellos.

Lo cierto es que no todos los carteles debieron utilizar un tono tan irónico cuando, tal y como confirman diferentes fuentes, los cinco implicados acudieron, en la mañana de ayer, a la Comandancia de la Guardia Civil a denunciar lo ocurrido.

En cualquier caso, IU-Rivas expresaba ayer su «absoluta repulsa y rechazo a estos hechos».