Ruido de sables en el PP

El número dos de Aguirre acusa a Cifuentes de vetar a su grupo en un acto de partido. El entorno de la presidenta dice que miente.

La presidenta de la gestora, Cristina Cifuentes, ayer en el acto del PP
La presidenta de la gestora, Cristina Cifuentes, ayer en el acto del PP

El número dos de Aguirre acusa a Cifuentes de vetar a su grupo en un acto de partido. El entorno de la presidenta dice que miente.

Hasta el pasado martes, la división entre un incipiente sector crítico del PP y la gestora de Cifuentes no había pasado de anécdotas y quejas a media voz. El martes, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, criticó abiertamente la fecha escogida para celebrar el Congreso regional sacando a la luz lo que hasta ahora había sido una crítica entre bambalinas. La presidenta de la gestora del partido, Cristina Cifuentes, replicó que había muchos otros que respaldaban su fecha, que coincidirá con el puente de San José. De hecho, Cifuentes organizó ayer acto con los vocales vecinos, presidentes y secretarios de distrito del PP de Madrid para animarles a participar en el primer congreso de la formación en el que se elegirá presidente mediante el sistema un militante, un voto.

Pasadas las nueve y veinte de la noche de ayer, el malestar del sector «crítico» de los populares estalló en forma de nota de prensa y de tuit del portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna, número dos de Aguirre, que denunció el «veto» de Cifuentes a la reunión de los vocales vecinos, en la que se había «excluido» a los concejales del consistorio madrileño, y que no se había permitido la intervención de los asistentes. Henríquez de Luna acudió al acto por su condición de presidente del PP del distrito de Salamanca, pero calificó de «falta de respeto» que se excluyese al resto de concejales de su grupo en una convocatoria dirigida a los representantes del PP en los distritos.

«Este intento de acallar otras voces no tiene precedentes y nunca se había producido en el PP», destacó el portavoz adjunto, que también insistió en las críticas sobre la organización del congreso regional en pleno puente de San José. «Si queremos respetar a los afiliados, el partido en Madrid debería dar las mayores facilidades para que participaran y no cortar los plazos para celebrar deprisa y corriendo un congreso exprés», añadió.

Acusación falsa

Sin embargo, el presidente del Comité Electoral, Ángel Garrido, replicó que no es cierto que no se haya dejado participar a los vocales vecinos en el acto, ya que la presidenta de la gestora estuvo durante más de una hora atendiendo todas sus peticiones y comentarios al término de su discurso. «No hay mayor democracia interna que permitir que todos los vocales vecinos y presidentes de distritos, que es con quien se quería estar, puedan hablar directamente con la presidenta de la gestora», señaló Garrido, que insistió en que si Henríquez de Luna tenía algo que comentar, podría haberlo hecho perfectamente. Igualmente, insinuó que quizás el portavoz municipal quiere «autopromocionarse». «Si la mayor crítica al Congreso regional es la fecha de celebración, igual que no hay mucho que criticar», sentenció.