MENÚ
viernes 14 diciembre 2018
21:40
Actualizado

Sin instrucción policial para Madrid Central

Los sindicatos de Policía Municipal denuncian la falta de previsión del Ayuntamiento. Costará 11,7 millones y los paneles informativos no llegarán hasta mayo. La Comunidad presenta hoy dos recursos

  • A partir del 30 de noviembre se inician las restricciones a la zona centro, pero no se multará sólo será de carácter informativo / Foto: Jesús G. Feria
    A partir del 30 de noviembre se inician las restricciones a la zona centro, pero no se multará sólo será de carácter informativo / Foto: Jesús G. Feria

Tiempo de lectura 4 min.

21 de noviembre de 2018. 03:39h

Comentada
Belén V. Conquero 21/11/2018

ETIQUETAS

Desde que el Ayuntamiento anunció la fecha de inicio de Madrid Central, la mayoría de madrileños buscan información sobre qué les espera. Recordemos que, a partir del 30 de noviembre, cruzar el centro de la capital va a estar restringido a unos pocos. Sin embargo, los principales responsables de controlar esta nueva regulación no han recibido ningún tipo de instrucción y desconocen cómo van a tener que actuar dentro de dos viernes. «Va a ser un caos. No nos han dicho nada, ningún tipo de instrucción, ni nos han preparado para lo que se nos viene encima», aseguran desde el sindicato de Policía Municipal CSIT-Unión Profesional. «Estamos acostumbrados a que no nos preparen y que el día que entra en vigor tengamos que saberlo todo», reconoce uno de sus portavoces.

Y es que, aunque en esta primera fase no se multará a los conductores y será de carácter informativo, lo cierto es que los agentes se van a convertir en uno de los principales recursos de los ciudadanos a la hora de informarse sobre las restricciones y muchos de ellos no han recibido la formación necesaria para poder resolver cada una de esas dudas.

A este problema de los agentes se suma uno más que tampoco va a ayudar a los ciudadanos: los paneles informativos con mensajes variables y que se colocarán en todo el perímetro no llegarán hasta mayo. Así lo confirmó ayer el director General de Gestión y Vigilancia de la Circulación del Ayuntamiento de la capital, Francisco López Carmona, en la comisión de Medio Ambiente y Movilidad, a una pregunta del concejal de Cs Sergio Brabezo.

El contrato de adjudicación, al que se han presentado ocho ofertas, pasó ayer por la mesa de contratación. Los trámites se prolongarán durante un mes y medio mientras que el plazo para su puesta en marcha será de cinco meses desde la formalización de los contratos.

Con todo, el Ayuntamiento de Madrid instalará en 2019 hasta 17 paneles de mensajes en los viales de acceso al área restringida para informar, en tiempo real, de las plazas libres en los aparcamientos de rotación, según recoge el proyecto de presupuestos. Con esa información, el conductor podrá saber si puede entrar o no a esa zona del distrito Centro, apunta el área de Medio Ambiente y Movilidad.

El edil del grupo naranja, preocupado a diez días de la puesta en marcha de este «capricho ideológico» de «Ahora Carmena», criticó la deficiente información que cree que aporta el 010 sobre Madrid Central, además de cargar contra la campaña informativa en los mupis publicitarios, «con un corazón, un pulmón o un hígado, lo que sea, con la que no se entiende nada porque no hay ninguna explicación». López Carmona, director General de Gestión y Vigilancia de la Circulación del Ayuntamiento, respondió que ésta es una campaña que apela a la protección de la salud.

Pero el Consistorio no sólo debe lidiar con estas críticas, sino que también va a tener que enfrentarse a la Comunidad de Madrid por vía judicial. El Gobierno de Ángel Garrido ha anunciado que va a interponer dos recursos contenciosos-administrativos contra el proyecto que detallará hoy. Se presentarán tanto contra la Ordenanza de Movilidad Sostenible, aprobada en Pleno el pasado 5 de octubre, y el acuerdo de Junta de Gobierno del 29 de octubre, por el que se desarrolla el Régimen de Gestión y Funcionamiento de la Zona de Bajas Emisiones Madrid Central. Garrido explicará las «razones, motivos y argumentos que han obligan al Gobierno de la Comunidad a la presentación de estos dos contenciosos en defensa de los intereses de los madrileños, empezando por el de la calidad del aire que respiran», aseguró ayer el vicepresidente, Pedro Rollán.

Pese a esto, el vicepresidente manifestó que aún no pierden la confianza en que el Ayuntamiento de la capital sea conocedor de los mismos, «muy razonados y muy bien argumentados», y posponga la entrada en vigor de Madrid Central «en tanto en cuanto no existan las condiciones y garantías y las infraestructuras necesarias para alcanzar el objetivo que es mejorar la calidad del aire».

Por otra parte, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de la capital, Inés Sabanés, dio a conocer ayer el coste de la implantación de este proyecto. La zona de bajas emisiones de Madrid Central costará 11,7 millones de euros en distintas anualidades desde su puesta en marcha y hasta 2025. Dicha cantidad está recogida en el estudio de viabilidad, añadió en la comisión del ramo a una pregunta del concejal del PP, Fernando Martínez Vidal. Él añadió que en el expediente «falta la memoria económica», por lo que aseveró que el Gobierno municipal «se está saltando la ley». «La cabra tira al monte y la izquierda siempre quiere controlar la vida de las personas. Quieren obligar a caminar a todos por la misma calle».

Últimas noticias