Sólo 14 madrileños apoyan ampliar el SER las 24 horas

Carmena planea modificar la Ordenanza de Movilidad tras realizar una consulta en Decide Madrid en la que apenas participaron 1.636 personas.

El Ayuntamiento sometió a consulta pública en febrero la modificación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible
El Ayuntamiento sometió a consulta pública en febrero la modificación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible

Carmena planea modificar la Ordenanza de Movilidad tras realizar una consulta en Decide Madrid en la que apenas participaron 1.636 personas.

El Gobierno de Manuela Carmena aprobará en los próximos meses una nueva ordenanza de Movilidad de Sostenible. Esta nueva regulación establecerá nuevos criterios respecto a cuestiones como el transporte público, la movilidad peatonal, los aparcamientos o la promoción de los vehículos poco contaminantes. Entre el 10 de febrero y el 15 de marzo, el Ejecutivo de Ahora Madrid sometió a consulta pública previa la posibilidad de elaborar esta nueva ordenanza mediante la elaboración de un formulario en el que los vecinos expresaran sus opiniones. El resultado de esta consulta demuestra, según el Gobierno de Carmena, que los vecinos de la ciudad apoyan la futura ordenanza: «Los participantes se muestran favorables a avanzar en la sostenibilidad medioambiental y energética de la movilidad urbana», señaló el consistorio en una nota de prensa en la que, sin embargo, obvió el número de madrileños que respaldaban cada una de las cuestiones sometidas a debate.

Y es que los datos que arroja el informe relativo a este proceso apuntan más bien a la indiferencia que suscita esta cuestión entre la sociedad madrileña. El cuestionario está integrado por siete preguntas. «¿Consideras adecuado mantener el vigente texto de la Ordenanza de Movilidad, la reformaría o aprobarías una nueva?», es la primera cuestión que lanzó el Gobierno de Ahora Madrid. En su balance, el consistorio señala que «se han producido comentarios mayoritariamente a favor» de aprobar una nueva norma. Esa demanda corresponde exactamente a 31 vecinos que se han pronunciado a favor de la tramitación de la nueva ordenanza, frente a los cuatro madrileños que aseguraron estar «en desacuerdo». El segundo comentario más apoyado dentro de esta pregunta es el que apuesta «por mantener la parte (de la ordenanza) que obliga a las bicis a circular por la calzada y el centro del carril»: en este caso 18 personas se mostraron a favor de ello en el periodo de consulta y nueve en contra. El tercer comentario con más apoyo popular pone encima de la mesa «anular de la ordenanza el uso de las aceras por las motos» para dar más seguridad a los peatones. Esta demanda fue apoyada por 20 personas del total 24 que se pronunciaron al respecto.

Residentes en zona azul

Otra de las preguntas –la número 4– cuestionaba a los madrileños por las medidas que propondrían «para mejorar el uso de los aparcamientos municipales de residentes, rotacionales (de uso público), mixtos y disuasorios». A este respecto, el comentario más apoyado pide que el estacionamiento SER «se amplíe a las 24 horas durante los siete días de la semana para no residentes». Se trata de una de las medidas que el Gobierno de Carmena ya ha avanzado que estudia poner en marcha. A pesar de ser el comentario más valorado por los participantes en la consulta, sólo 14 personas se mostraron «de acuerdo» frente a las seis que votaron «no». Relacionado con esto, otro de los comentarios propone «habilitar desde las 15 horas la zona azul para residentes también, porque no hay plazas verdes por las tardes y hay que esperar hasta las 20 horas para estacionar y no ser sancionado»: esta iniciativa fue apoyada por 10 vecinos.

Ni siquiera la pregunta que recogió más comentarios logró superar los 62 participantes en su propuesta con más apoyos. Se trata de la segunda cuestión, la que consulta sobre la necesidad de dar prioridad al transporte público colectivo sobre el individual, y que obtuvo un total de 217 comentarios: 62 para apoyar la creación de «garajes o párkings públicos gratuitos para bicicletas al lado de las estaciones de Metro y Cercanías», 43 para la creación de «autobuses lanzadera para empleados de empresas» y 30 más para la «mejora del transporte público y la accesibilidad al Metro (escaleras)». En términos generales la participación en la consulta pública que el Ejecutivo de Carmena realizó en febrero no fue mucho mejor.

En el proceso abierto en «decide.madrid.es» apenas 1.636 de los madrileños inscritos realizaron un total de 836 comentarios a las siete preguntas a debate. «La diferencia de cifras viene motivada porque una parte de las participaciones se ha llevado a cabo mediante valoraciones de las opiniones previas de otros participantes», excusó el Ayuntamiento de Madrid en la nota de prensa que hicieron sobre esta consulta.