MENÚ
martes 20 agosto 2019
13:46
Actualizado

Sólo pasan los autobuses turísticos municipales

  •  El Ayuntamiento gestiona los autobuses turísticos rojos
    El Ayuntamiento gestiona los autobuses turísticos rojos

Tiempo de lectura 2 min.

29 de noviembre de 2018. 16:17h

Comentada
Nuria Platón Madrid. 29/11/2018

Son muchos los colectivos que sienten vulnerada su actividad por las condiciones de entrada en vigor de Madrid Central, pero en el caso de los autobuses turísticos privados, además el Ayuntamiento de Madrid les hace una competencia desleal que ya está en los tribunales desde el primer cierre navideño de la Gran Vía. Y es que el consistorio no tiene problemas en ceder el paso por la nueva Área de Prioridad Residencial (APR) del distrito Centro al NaviLuz, que hace el recorrido por la iluminación festiva, o a los buses rojos descapotables que enseñan el centro de Madrid a los turistas aunque incumplan la normativa ambiental, pero para los operadores privados se establecen plazos muy exigentes para renovar sus vehículos si quieren obtener la autorización de paso. En concreto, a partir de 2020 no podrán circular por el centro los autobuses ligeros que no tengan distintivo ambiental y, a partir de 2023 a los vehículos pesados.

Además, según denunciaron ayer desde la Asociación de Empresarios de Transporte en Autocar de Madrid, el Ayuntamiento les permite el paso a la APR pero no hacer rutas de colegios ni parar a dejar turistas en Gran Vía y las calles adyacentes. «Estas restricciones al tráfico causarán un gravísimo perjuicio a las empresas, puesto que en la zona se encuentran cientos de hoteles, teatros, zonas de ocio, colegios y empresas», reclamaron en un comunicado desde la asociación.

El conflicto con el consistorio por el diferente trato de los autobuses turísticos que gestiona el municipio está enquistado desde hace tiempo puesto que mientras los operadores privados deben pedir todos los permisos, el Ayuntamiento «autoriza automáticamente el negocio». En este sentido, fuentes de movilidad explicaron que todos los domingos hay protestas de los autocares turísticos privados ya que, debido al cierre al tráfico del paseo del Prado por las mañanas, la Policía Municipal no les autoriza a hacer parada en la plaza de Neptuno, pero sí está permitido que lo hagan los autobuses rojos que gestiona el consistorio madrileño.

Últimas noticias