Política

El PP ganaría las elecciones en la Región pero necesitaría a Cs y Vox

La formación naranja se posiciona como fuerza clave para facilitar la gobernabilidad, a izquierda y derecha

La formación naranja se posiciona como fuerza clave para facilitar la gobernabilidad, a izquierda y derecha

El PP ganaría las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo, pero necesitaría pactar con Vox y Ciudadanos para poder gobernar. Así se refleja en el barómetro de primavera que publicó ayer el Centro de Estudios Murciano de Opinión Pública (Cemop), donde se muestra que los ‘populares’ obtendrían el 31,6 por ciento de los votos y 15 escaños, uno menos de los que reflejaba el barómetro de otoño y siete menos de los conseguidos en las elecciones de 2015.

La mayoría absoluta, fijada en 23 diputados, quedaría alejada para el PP. Según la encuesta, Ciudadanos obtendría el 14,4 por ciento de los votos y siete diputados en la Asamblea Regional, tres más que los que tiene actualmente, mientras que Vox irrumpiría con cuatro diputados.

En cuanto al resto de grupos, el PSOE mantendría los escaños actuales, según destacó Juan José García, codirector del barómetro, y María Isabel Sánchez Mora, responsable de relaciones con la Universidad, durante la presentación del estudio.

Los socialistas obtendrían un 28,1 por ciento de los votos, con lo que subirían y podrían, recalcó, sumar un escaño más hasta alcanzar los 14. Por su parte, Podemos perdería un escaño y se haría con cinco diputados, mientras que también se deja la puerta abierta a que Izquierda Plural recuperara su presencia en el parlamento autonómico. Somos Región, el partido de Alberto Garre, no se haría con ningún escaño

Tras conocer los datos, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Víctor Manuel Martínez, subrayó que según los datos del Cemop el PP «sigue siendo el partido que inspira la mayor confianza en la Región, con el líder mejor valorado muy por encima del resto».

Martínez, no obstante, intentó ser cauto y recordó que «aún es pronto» para hablar de pactos, pero insistió en que el PP formará gobierno con quienes respeten las propuestas de la formación.

Por su parte, el secretario general del PSRM-PSOE y candidato de esta formación a la Presidencia, Diego Conesa, destacó que su partido es «la alternativa al PP que ha gobernado durante 24 años en la Región», y resaltó que tiene capacidad de dialogar «con todo el espacio político constitucional».

Isabel Franco, pieza clave

La líder de Ciudadanos, Isabel Franco, reconoció que el peso de la gobernabilidad la tiene su partido, y afirmó que serán ellos quienes tengan las capacidad de decidir «si gobierna uno u otro, y liderar un cambio que entendemos que va a ser muy importante».

Tras estas declaraciones, el presidente del PP regional, Fernando López Miras, volvió a señalar su «certeza» en que el PSOE tiene un pacto cerrado con la formación naranja para gobernar la Región. «Es tan fácil como que salga alguien de Cs a decir lo contrario, al igual que lo ha hecho Albert Rivera a nivel nacional, o Toni Cantó en la Comunitat Valenciana».

Pese a todo, Miras se mostró «prudente» con las encuestas, y recordó que, según el Cemop, los datos están «contaminados» por la cercanía de los comicios generales.

Desde Podemos, Óscar Urralburu indicó que con los datos del barómetro «siempre» han obtenido cinco diputados, «pero luego los resultados son mejores. No nos conformamos con eso».

Los líderes regionales, bajo el foco de la ciudadanía

El barómetro también incide en el conocimiento de los líderes regionales. La mayoría de los encuestados, un 71,5 por ciento asegura saber quién es el presidente de la Región, Fernando López Miras. Asimismo, un 45,6 conoce a Diego Conesa (PSOE). El tercer líder más conocido es Alberto Garre, de Somos Región, con un 41,5 por ciento de los votos a quien le siguen Óscar Urralburu, de Podemos. Los menos conocidos son el cabeza de lista de Vox, Pascual Salvador Hernández, con un 14 por ciento; e Isabel Franco, de Cs, con un 14,7. Los responsables del estudio reseñaron que ninguno de los líderes políticos consigue el aprobado. Fernando López Miras obtiene un 4,37, mientras que Alberto Garre suma un 4,36 y Diego Conesa un 4,35, Óscar Urralburu obtiene un 3,83; y Pascual Salvador Hernández un 3,05. En último lugar se sitúa la representante de Ciudadanos, Isabel Franco, con un 2,84.