Política

El PP insta a compensar los intereses de demora a los que pidieron ayudas por el terremoto

Debido al tiempo transcurrido, es difícil que los interesados puedan acreditar con facturas y justificantes de pago las obras realizadas

La diputada del Partido Popular por Murcia, Isabel Borrego, en una imagen de archivo-EP
La diputada del Partido Popular por Murcia, Isabel Borrego, en una imagen de archivo-EP

El Grupo Parlamentario Popular (GPP) registró ayer en el Congreso de los Diputados una Proposición No de Ley en la que insta al Gobierno de España a que implemente, de manera urgente, medidas que compensen los intereses de demora correspondientes a los expedientes de devolución de las ayudas concedidas a los afectados por el terremoto de Lorca de 2011.

Miles de damnificados por el sismo de mayo de 2011 recibieron en su día ayudas para la recuperación de sus viviendas, que ahora se les están reclamando. Hace unas semanas, los perjudicados vieron satisfechas sus reivindicaciones al poder justificar el empleo de estas ayudas mediante una declaración responsable, y no ser necesaria la presentación de las facturas. Solo se requiere una memoria descriptiva sobre las obras realizadas y pagadas.

Sin embargo, desde el PP se cree que en el caso de incoarse expediente de reintegro, es decir, en caso de que tengan que devolver dichos fondos, «la situación se agrava considerablemente con el recargo de intereses al haber sido abonada la subvención hace ya varios años».

Así lo manifestó ayer la diputada del PP por Murcia, Isabel Borrego, quien recordó que se han tramitado más de 16.000 expedientes y se han concedido 7.885 ayudas por todos los conceptos, tales como alquiler, reparación y reconstrucción, y cifró el coste en una cuantía superior a 80 millones de euros.

Según explicó, hasta el momento son más de 2.000 los expedientes que, de forma total o parcial, pueden generar reintegros, con la correspondiente liquidación de intereses, desde el momento en que se percibió la ayuda para la reparación de viviendas. Asimismo, se han practicado un total de 742 autoliquidaciones, que también devengan intereses.

La parlamentaria argumentó que «el terremoto de Lorca ha sido el de mayor gravedad en la historia reciente de nuestro país», y lamentó que «la situación por la que han pasado miles de familias haya sido dramática y aún hoy, siete años después, quedan fuertes secuelas en una población que sigue recuperándose de este impacto». Las condiciones económicas y sociales «excepcionales» a las que condujo el terremoto de Lorca hacen, a juicio de la diputada popular, necesaria la condonación de intereses de demora, ya que de no ser así, «los ciudadanos de Lorca damnificados por el terremoto tendrían que añadir a los reintegros superiores a 13 millones de euros un sobrecoste de 456.000 euros.

El Gobierno central y el regional exigieron a los afectados por el terremoto de Lorca que justificaran el empleo de las ayudas recibidas para la reconstrucción de sus casas y, en caso de que no pudieran, las devolvieran con intereses.