Murcia

El Servicio Murciano de Salud convoca 1.235 plazas de enfermería

Manuel Villegas destacó que son imprescindibles para poder ofrecer una calidad asistencial óptima y elevar los índices de bienestar de la población

Manuel Villegas destacó que son imprescindibles para poder ofrecer una calidad asistencial óptima y elevar los índices de bienestar de la población

Publicidad

El consejero de Salud, Manuel Villegas ha anunciado la convocatoria de 1.235 plazas de Enfermería en el Servicio Murciano de Salud. La cifra la dio a conocer en el acto de Homenaje a la Enfermería en el que se reconoció la labor que desarrollan las enfermeras. Villegas afirmó que este colectivo no sólo es imprescindible para poder ofrecer una calidad asistencial óptima, sino para elevar también los índices de bienestar de la población.

Del total de la oferta, 1.208 plazas se cubrirán por el turno de acceso libre y 27 por promoción interna. 118 corresponden a la oferta pública de empleo de 2017, 124 a la de 2018 y 993 al plan de estabilización de empleo temporal. La fecha prevista para la celebración del examen de Enfermería es el 12 de mayo.

A lo largo de 2019 también se incorporarán 16 enfermeros al Programa de Atención Comunitaria Escolar para la Salud (Paces), que este año se irá implantando de forma paulatina en 162 centros educativos.

Estos profesionales pertenecen a los equipos de atención primaria de 20 centros de salud que darán cobertura a San Javier, Jumilla, Mazarrón, La Paca (Lorca), Molina de Segura, Lorquí, Ceutí, Águilas, Beniaján y Alquerías, en los que ya se ha implantado y a los que se sumarán próximamente Archena, Totana, Yecla, Caravaca de la Cruz y El Palmar (Murcia). Así, se encargan del acompañamiento, asesoramiento y formación del profesorado, la enseñanza en temas de autocuidado a niños con enfermedades crónicas, la participación en comisiones de salud y el seguimiento de casos de niños con patologías.

Publicidad

Esta iniciativa cuenta con una inversión de entre 1,8 y 2 millones de euros hasta junio de este año, en función de las circunstancias de cada centro escolar, y tiene como objetivo dar respuesta a las necesidades de salud en el ámbito educativo, con la promoción de estilos de vida saludables, así como atender a los alumnos con dolencias crónicas y enfermedades raras.