Actualidad

Interceptan diez toneladas de hachís al sureste regional

La Agencia Tributaria detiene a ocho personas con 350 fardos de droga

La Agencia Tributaria detiene a ocho personas con 350 fardos de droga

Publicidad

La Agencia Tributaria interceptó durante el pasado lunes a un barco mercante que portaba diez toneladas de hachís, a tan solo 98 millas al sureste de Cartagena. Según el delegado especial de la Agencia en Murcia, Alfonso del Moral González, hay ocho detenidos, todos ellos de nacionalidad ucraniana, y agradeció la colaboración de las autoridades francesas, italianas y turcas tras seis meses de investigación.

Según el delegado, la operación se enmarcó dentro de las actuaciones del Servicio de Vigilancia Aduanera contra el narcotráfico a través de la «Ruta del Mediterráneo Oriental».

En el reconocimiento de la embarcación, los funcionarios descubrieron en la bodega de proa cerca de 350 fardos de los utilizados habitualmente para el tráfico de hachís, con un peso aproximado de unos 10.000 kilogramos y un valor aproximado en el mercado de 15 millones de euros.

De la misma forma, los medios aéreos detectaron cómo el buque estaba en alta mar y se acercaban varias lanchas introduciendo la droga, por lo que se procedió a su abordaje. Al encontrarse cerca de la costa de Argelia, se cree que la droga se tomó cerca de la costa africana.

Publicidad

Además, Del Moral recordó que en 2018 se ejecutaron seis operaciones en esa ruta, donde se interceptaron 37.146 kilogramos de resina de hachís, y en abril de este año, las autoridades italianas interceptaron también al velero español «Luna III», con 6.000 kilos de hachís cerca de Sicilia.

Publicidad

Tabaco de contrabando

Por otra parte, agentes de la Policía Nacional, junto con expertos de Aduanas, procedieron ayer a la detención de cinco personas, dentro de la Operación «Delirium», pertenecientes a una organización criminal asentada en Polonia y encargada de la distribución ilegal de tabaco en toda la geografía española.

Al parecer, la red se dedicaba a la elaboración y distribución clandestina de 20.000 kilos de tabaco y contaba con dos naves industriales situadas en las localidades de Molina de Segura y Cobatillas, donde realizaban el proceso de elaboración.

En total, los agentes se incautaron 20.000 kilos de tabaco (18.000 hoja de tabaco y 2.000 de picadura), así como 20.000 cajetillas, ocultas en cajas de clínex, además de útiles para manipular la hoja de tabaco con aditivos y conservantes, y maquinaria para picar tabaco.

Según detallaron fuentes policiales, el valor del tabaco intervenido era superior a los tres millones de euros.