MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
23:16
Actualizado
  • 1

La sequía redujo las rentas de uno de cada cinco agricultores

Asaja pide que se ponga fin a la escasez hídrica y se den soluciones ante la falta de relevo generacional

  • Los campos murcianos sufren un déficit estructural de agua que reduce considerablemente su rentabilidad (LA RAZÓN)
    Los campos murcianos sufren un déficit estructural de agua que reduce considerablemente su rentabilidad (LA RAZÓN)
Murcia.

Tiempo de lectura 2 min.

07 de agosto de 2018. 18:47h

Comentada
M. V..  Murcia. 8/8/2018

Uno de cada cinco agricultores de la Región de Murcia ha visto mermadas gravemente sus rentas por la falta de agua en los últimos tres años. Así lo explicó ayer el secretario general de Asaja Murcia, Alfonso Gálvez Caravaca, que remarcó la gran preocupación existente por las consecuencias de la escasez hídrica.Incidió en que tanto las producciones de secano como de regadío, se han visto afectadas. Frutas, hortalizas, olivar, viñedo, almendro y cereales, no ha habido excepción.

Asimismo, explicó que los servicios técnicos de Asaja Murcia han realizado un estudio donde también se alerta de la avanzada edad de los agricultores y del ínfimo relevo generacional en las explotaciones.

Por ello, apuntó también que sería muy importante que el Ministerio de Agricultura pusiera en marcha un plan activo de incorporación de jóvenes al medio rural, que ayude a dinamizar el relevo generacional en las explotaciones agroalimentarias. Actualmente más del 60 por ciento de los titulares de las mismas tiene más de 55 años de edad.

Nuevas técnicas

La Consejería de Agua trabaja en técnicas de oxidación avanzada biodegradables que permitan limpiar el agua con sistemas I+D+i a través de la Entidad Regional de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales (Esamur). El objetivo es reutilizar el agua dentro de la denominada economía circular.

El consejero Miguel Ángel del Amor visitó ayer el Centro Empresarial Municipal para la Investigación, Desarrollo e Innovación de Torre Pacheco (Cemidi), donde se utilizan técnicas similares, y explicó que gracias esta técnica estas aguas podrán, una vez tratadas, volver a ser utilizadas sin generar contaminación en el medio ambiente.

Las ventajas de esta tecnología, entre otras, se aprecian en la utilización de compuestos biodegradables respetuosos con el medio ambiente, obtención de aguas de calidad, amplio efecto residual, menor coste de operación y bajo consumo eléctrico y de reactivos. Además, destaca la fácil instalación y adaptación a las instalaciones y la mejora de las condiciones de seguridad laboral al no generar ambientes corrosivos y oxidantes.

Últimas noticias