Los regantes advierten del «drama» hídrico para los próximos meses

El presidente del Sindicato de regantes del Tajo-Segura, Lucas Jiménez, asegura que están pendientes de firmar con Acuamed el uso del agua desalada de Torrevieja

El presidente de Scrats, Lucas Jiménez, junto al jefe del Ejecutivo murciano, Pedro Antonio Sánchez, ayer
El presidente de Scrats, Lucas Jiménez, junto al jefe del Ejecutivo murciano, Pedro Antonio Sánchez, ayer

El presidente del Sindicato de regantes del Tajo-Segura, Lucas Jiménez, asegura que están pendientes de firmar con Acuamed el uso del agua desalada de Torrevieja

Las lluvias torrenciales de los meses de diciembre y enero permitieron salvar la situación hídrica de los cultivos durante un tiempo pero, tal y como advirtió el presidente del Sindicato Central de Regantes del Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, «si no cambia la situación, el escenario que se dibuja será dramático dentro de uno o dos meses».

Tras un encuentro con el presidente de la Región, Pedro Antonio Sánchez, Jiménez explicó que el dirigente le había trasladado la colaboración autonómica con el objetivo de solucionar este déficit utilizando, por ejemplo, el agua desalada este año procedente de la planta de Torrevieja, «así como otras vías de futuro para la Región».

En este sentido, y ante la escasa previsión de lluvias para los próximos meses, el presidente de Scrats reconoció que el sindicato lleva adelante varias líneas de trabajo con las comunidades de Estremera, Illana e, incluso, con el canal de las Aves, «aunque todo eso suma poco. Las cesiones que usan estas comunidades cada vez son mayores, por lo que el volumen cedente es menor».

No obstante, y ante la petición, aseguró que el jefe del Consejo de Gobierno se puso a disposición de los regantes «para cualquier cosa que implique algún avance legislativo y eso se estudiará y valorará, haciendo uso de dicho apoyo».

Reservas

De igual manera, incidió en que como la reserva del Tajo ha incrementado, «el margen de trasvase va siendo menor también», y que aunque las líneas de trabajo están avanzadas, cabría concretarlas primero. «No hablaríamos en ningún caso de un volumen excesivo de agua».

Así, explicó que el límite de reserva es de 368 hectómetros cúbicos, y el sistema cuenta con 435 millones de metros cúbicos. En este sentido, según el presidente de Scrats, «el sinclinal de Calasparra podrá aportar 25 hectómetros al sistema a partir de abril si no pasa nada, y hay pequeñas negociaciones de pozos a títulos particular por parte de nuestras comunidades de regantes».

Además, Jiménez señaló que el sindicato está pendiente de la firma de un acuerdo con Acuamed para el uso de agua desalada procedente de Torrevieja, «que podría elevar los recursos a 50 o 60 hectómetros cúbicos».

Finalmente, abogó por la necesidad de abordar un Pacto Nacional del Agua «que traiga luz sobre todo el país, que invente medidas que palie la situación que padecen determinadas zonas de España, pero en especial la cuenca del Segura por su situación mucho más dramática».