Política

Mejorar la asistencia a los pacientes y bajar costes, objetivo de los hospitales murcianos

El Reina Sofía optimiza la pauta antiobiótica en más del 50 por ciento de los casos con la puesta en marcha de un programa específico. La Arrixaca optiene el premio de la Sociedad de Cardiología por el uso eficiente de recursos

El Reina Sofía optimiza la pauta antiobiótica en más del 50 por ciento de los casos con la puesta en marcha de un programa específico. La Arrixaca optiene el premio de la Sociedad de Cardiología por el uso eficiente de recursos

Los grupos de investigación creados en los hospitales murcianos están recogiendo grandes logros que mejoran la asistencia a los pacientes. El Hospital Universitario Reina Sofía ha conseguido optimizar la pauta antibiótica en un 51,2 por ciento de los casos. Así, ha podido adecuar con precisión el tipo de antibiótico a utilizar con respecto a la infección determinada. Pero además, reducir fármacos con impacto ecológico negativo, bajar toxicidad y también costes.

Por su parte, el Servicio de Cardiología del hospital Virgen de la Arrixaca ha sido reconocido por la Sociedad Española de Cardiología (SEC) por su mejora en la asistencia a los pacientes. Concretamente, el galardón alaba la optimización realizada en la continuidad asistencial y la comunicación entre cardiología y asistencia primaria, lo que permite una asistencia más ágil y satisfactoria para el enfermo.

Los especialistas del Reina Sofía pusieron en marcha, en septiembre de 2018, un programa específico, PROA, para el uso racional de los antibióticos, cuyo objetivo es reducir y controlar la incidencia de bacterias y otros microorganismos que se han hecho resistentes al tratamiento con los habituales, reducir la incidencia de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, optimizar su uso de antibióticos, mejorar el pronóstico de los pacientes con infecciones graves, bajar los efectos adversos graves de los antibióticos, disminuir su presión, generar un plan formativo y de conocimiento y aminorar el gasto sanitario.

El grupo de trabajo multidisciplinar está dirigido por Enrique Bernal Morell, médico especialista en enfermedades infecciosas y presidente del Comité para el control de la infecciones y el uso racional de los antibióticos.

Además de crear una serie de protocolos y guías clínicas para ayudar en la elección del mejor fármaco a utilizar en cada proceso infeccioso, se han seleccionado una serie de antibióticos de uso restringido que solo podrán ser utilizados en circunstancias específicas.

La actuación del grupo PROA del hospital Reina Sofía se extiende también al área de microbiología. Allí se realiza un seguimiento exhaustivo de la presencia de bacterias en sangre), antes incluso de que se conozca exactamente el tipo de germen y la sensibilidad a los antibióticos. Así se informa al facultativo para que pueda adecuar el tratamiento al microorganismo e infección que padece el paciente y poder adelantarse al resultado final.

Bernal asegura que esta medida forma parte del control de las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria y es uno de los objetivos más importantes de la comisión de enfermedades infecciosas.

Nuevo protocolo de coordinación

Desde la Consejería se ha puesto en marcha un protocolo de coordinación entre atención primaria y especializada, que incluye la telemedicina y evita visitas innecesarias al hospital. Los médicos de familia realizan electrocardiogramas que son revisados, vía telemática, por los especialistas. Con ello se han reducido un 40 por ciento las visitas presenciales.

También un sistema de interconsulta no presencial disponible en 43 centros de salud y que estará próximamente en Lorca, Noroeste y Vega Alta del Segura.