Murcia y la Comunitat pactan lograr la reforma de la financiación este año

Los consejeros de Hacienda denuncian la discriminación económica vivida en ambas regiones, e insisten en que no hay «excusa posible» para no atajar el problema

El consejero de Hacienda en la Región, Andrés Carrillo, y su homólogo en la Comunitat, Vicent Soler, ayer en Murcia
El consejero de Hacienda en la Región, Andrés Carrillo, y su homólogo en la Comunitat, Vicent Soler, ayer en Murcia

Los consejeros de Hacienda denuncian la discriminación económica vivida en ambas regiones, e insisten en que no hay «excusa posible» para no atajar el problema

En ocasiones, los gobiernos de distinto color político unen fuerzas con un objetivo común, y así lo ejemplarizaron ayer los consejeros de Hacienda de la Región de Murcia, Andrés Carrillo, y el de la Comunitat Valenciana, Vicent Soler, al firmar un acuerdo con ocho puntos clave para que la reforma del sistema de financiación autonómica «se aborde este mismo año» y tenga una vigencia para los próximos cinco. Un pacto entre regiones castigadas por la infrafinanciación que únicamente buscan la sustentación de los pilares del Estado de Bienestar, «poniendo en el centro las necesidades de las personas, con independencia del territorio donde vivan».

Así lo expresó ayer el titular murciano, quien incidió en que ahora es el momento «de cerrar un debate que ha durado mucho tiempo, ya que esto no es una guerra de Murcia y Valencia, y no tiene que ser una disputa entre territorios», tal y como lo recoge la declaración conjunta.

Por ello, ambos consejeros denunciaron públicamente que el sistema haya «discriminado a estas regiones durante mucho tiempo, y debe haber alguna forma de solucionarlo, porque si no se hace se cerrará en falso el nuevo sistema y seremos, si no, esclavos de un pasado».

Por su parte, el titular de Hacienda en la Comunitat, dejó claro que «no hay excusa posible para no atajar el problema», con la inclusión de Cataluña o sin ella. «Ojalá entre, pero esto se tiene que solucionar por encima de todo», manifestó el valenciano. A lo que Carrillo añadió que «no es buena idea que haya conversaciones bilaterales, porque son competencias comunes».

Por ello, aseguró con respecto a la deuda de la Comunidad, que es «inabordable» en estos momentos, provocada por una infrafinanciación que otras regiones no han tenido. «Debe abordarse como un problema de estado».

«Inadmisible»

De entre las premisas rubricadas por ambos dirigentes regionales, se incluye la petición de que el nuevo sistema de financiación autonómica equipare en recursos a las distintas regiones. «No es admisible que existan las actuales diferencias en las financiaciones por habitante ajustado para gestionar el mismo nivel de competencias».

Asimismo, el documento recoge que el objetivo del sistema debe ser el de proporcionar estabilidad en materia de sanidad, educación y servicios sociales, «tres de los cuatro pilares del Estado de Bienestar, y no dejándola al albur de los vaivenes del ciclo económico».

Reclaman que el nuevo modelo sea «sencillo, transparente, predecible» y, por tanto, permitir la planificación a medio y largo plazo para la consolidación fiscal en las autonomías.

Finalmente, Carrillo recordó que a partir del Pacto de Toledo el sistema de pensiones está «blindado», mientras que los anteriores tres pilares no, «siendo competencias transferidas a las comunidades, por lo que hay que hacerlo también». Soler, por su parte, aseguró que el maltrato a Murcia y la Comunitat Valenciana debe resolverse y el nuevo modelo «no debe ser tan obtuso como el actual».