Pedro Antonio Sánchez revalida su liderazgo en Murcia como presidente del PP

Reprocha al líder del PSOE-RM, González Tovar, de querer «entrar al Gobierno por las alcantarillas de la democracia»

El nuevo presidente del PPRM fue apoyado por el 93,52 por ciento de los votos emitidos
El nuevo presidente del PPRM fue apoyado por el 93,52 por ciento de los votos emitidos

Reprocha al líder del PSOE-RM, González Tovar, de querer «entrar al Gobierno por las alcantarillas de la democracia»

Los militantes y miembros del PP de la Región de Murcia lo tienen claro: Pedro Antonio Sánchez es el único capaz de liderar tanto el partido como el Gobierno. Y así lo hicieron ver ayer en el XVI Congreso Regional del Partido Popular en Murcia, donde Sánchez fue elegido, tal y como estaba previsto, como presidente de la formación murciana según el escrutinio con el 93,52 por ciento de los votos emitidos.

Así, y poco después de las dos de la tarde, el equipo directivo popular cerraba filas con María del Carmen Pelegrín como nueva secretaria general del partido regional y Fernando López Miras al frente de la Coordinadora General, mientras que Víctor Martínez renovó la confianza del presidente al frente de la portavocía de Grupo Parlamentario en la Asamblea.

Cerca de unas 3.000 personas abarrotaron desde primera hora el Auditorio Víctor Villegas de Murcia donde militantes, compromisarios, empresarios, sindicatos y dirigentes del PP de todos los puntos de la Comunidad aunaron fuerzas para apoyar la candidatura de Sánchez, único en postularse a la presidencia del partido tras conseguir hacerse con más de 5.000 avales. La jornada, sin duda, estuvo marcada en los pasillos del espacio cultural por la pregunta: «¿qué ocurrirá en el partido con la situación judicial de Sánchez por el caso ‘Auditorio’?».

Asunto sobre el que el propio candidato, en su intervención, incidió en que se debe a los militantes y afiliados del partido, por lo que no podría mirarles a la cara «si no tuviera la conciencia tranquila». Un momento en el que el salón rompió en aplausos y evidenciaron el más que demostrado apoyo a Sánchez. «Tengo claro donde no voy a estar nunca, y ese lugar es fuera del PP. Nunca voy a dejar el partido».

Un discurso que, sin necesidad de nombrarlo directamente, tuvo un marcado reproche al líder de los socialistas murcianos, Rafael González Tovar, a quien acusó de querer «entrar en el Gobierno por las alcantarillas de la democracia». Así, señaló que «por un puñado de votos dice unas cosas aquí y otras allí a costa de otros. Ha cumplido el triste récord de obtener el menor número de votos en la historia de la Región. Ahora se coge a mi cuello creyendo que es su único salvavidas. Ni es ni será digno de presidir esta región nunca».

Incluso, hizo reflexionar a los asistentes sobre los «populismos, aquellos que hacen planteamientos cortoplacistas. Eso significa dar privilegio a unos pocos a cambio del bienestar de la mayoría. No os engañéis, porque una apuesta a corto plazo es asumir una derrota, y el PP defiende la alternativa al fracaso fácil de predecir».

Como ya se anunció, el Congreso contó con la presencia y participación del Coordinador general del PP, Fernando López Maíllo, quien trasladó al nuevo presidente del PP el «afecto» de la cúpula nacional, «por ser una persona honrada, intachable y a quien vamos a apoyar». Así, hizo un llamamiento a la militancia y pidió «frente a la inestabilidad, unidad; frente a la provocación, tranquilidad; frente a la imprudencia, muchísima prudencia», y pidió a la oposición que respetaran el Estado de derecho y no anticiparan las resoluciones judiciales.

Por su parte, el vicepresidente del Parlamento europeo y ex presidente de la Región, Ramón Luis Valcárcel, fue designado como presidente de Honor del PP «por aclamación», según Sánchez. En este sentido, Valcárcel aseguró que la presidencia la dejaba, «por segunda vez, primero en mayo de 2015 y ahora», a Pedro Antonio Sánchez. «Era lo que había que hacer por responsabilidad, tal vez generosidad, pero en cualquier caso por elegancia».

Inquirido sobre la situación que pone a todas las miradas al presidente en el ámbito nacional, Valcárcel no se atrevió a hablar de futuribles, y únicamente señaló que lo que estaba pasando «es que hay un partido en torno a Pedro Antonio dispuesto a apoyar su candidatura. Hablar de lo que pueda pasar la semana, el mes o el año que viene sería adelantar acontecimientos».

Finalmente, la nueva secretaria general del PP regional, María del Carmen Pelegrín, comentó ante los medios que un día antes Pedro Antonio Sánchez le había propuesto contar con ella para el nuevo equipo. No obstante, «nunca me imaginaba que me iba a dar este cargo, sino que pensaba que sería alguna vicesecretaría o algo similar».