Detea prosigue con la reclamación judicial por el robo en sus edificios

Mantiene su «hoja de ruta» para que el Ayuntamiento le abone 21 millones por la entrega «tardía y en ruina»

La empresa Detea se confesó ayer «extrañada por la respuesta municipal» y «decepcionada por la nula voluntad negociadora del Ayuntamiento» acerca de «los edificios de La Cartuja entregados tarde y en estado de ruina».

Según comunicó ayer la entidad, «la disposición al diálogo expresada por el alcalde para evitar los juzgados no ha tenido correspondencia alguna con las actuaciones de la Corporación municipal, que ni ha contestado formalmente a la reclamación de Detea ni ha mantenido el prometido encuentro entre las partes». «A día de hoy, estas buenas palabras han sido solo eso, buenas palabras sin correspondencia alguna con la realidad y con las actuaciones», indicó la empresa a través de un comunicado de prensa a los medios de comunicación. Según la sociedad privada, «desde que el Ayuntamiento mostrara, a través del alcalde, su voluntad de negociar, Detea se ha dirigido en numerosas ocasiones a la Corporación municipal con el fin de solicitar la prometida reunión entre las partes, sin que ésta se haya celebrado hasta ahora, ni tenga visos de celebrarse próximamente, resultando infructuosos todos los intentos realizados en esa dirección».

Detea mostró su «extrañeza por la forma en la que se está gestionando por el Ayuntamiento una situación tan grave».

La compañía andaluza de construcción e ingeniería consideró como «una maniobra de distracción la información ofrecida por el Ayuntamiento anunciando la desestimación de un recurso de reposición presentado en su día por Detea por valor de 80.000 euros y en concepto de reclamación de intereses de demora por unas obras concretas dentro de este contrato». El recurso en cuestión, según la empresa, «no tiene absolutamente nada que ver con la reclamación presentada a finales de diciembre, por un importe de unos 21 millones, en concepto de indemnización por la entrega tardía y en estado de ruina de los edificios».

Detea recuerda que «el fondo de la cuestión» es «el incumplimiento por parte del Ayuntamiento de sus compromisos y obligaciones en el contrato de compraventa de las parcelas SC-5, SC-3.1 y SC-4, y sus correspondientes edificios S-1, C-1, y C-3», las sedes policiales conocidas como Charli I y II. La empresa recordó que por estos inmuebles ha abonado más de 25 millones con el compromiso por parte del Ayuntamiento de hacer entrega de los mismos en los plazos fijados en contrato. «El Ayuntamiento no sólo ha realizado la entrega de estos edificios con tres años de retraso, sino que además pretende entregarlos en estado de casi ruina», denunció la entidad en su comunicado.

Detea anunció que seguirá con su «hoja de ruta» y «ante el silencio y la falta de voluntad negociadora del Ayuntamiento», acudirá «a los tribunales de lo contencioso-administrativo, donde reclamará al Ayuntamiento el pago de la citada cantidad».