Policía Local y Lipasam rechazan la oferta de «diálogo» y se echan a la callede diálogo de Zoido y se echan a la calle

Juan Ignacio Zoido solicita a la plantilla de Lipasam y al Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) que «mantengan abiertas las vías de diálogo» para resolver los conflictos que pesan sobre esta empresa pública y las condiciones de los agentes. «Lejos de la ruptura de relaciones, soy partidario del diálogo, por eso pido que mantengamos las vías de diálogo y negociación abiertas, porque tenemos que llegar a acuerdos», dijo el alcalde, recordando que el Gobierno local del PP ha solucionado otras incidencias laborales en ambos colectivos.

La plantilla de Lipasam y los policías locales se concentran a las puertas de la Casa Consistorial para protestar por la fórmula de aplicación de las 37,5 horas semanales en la jornada laboral y la eliminación del complemento de dedicación.

El presidente del comité de empresa de Lipasam, Antonio Bazo, explicó que tras convocarse la huelga indefinida para el 28 de enero no se ha recibido ninguna llamada por parte del Ayuntamiento para negociar. Esta mañana acudirán a la Plaza Nueva a protestar. Previamente, los policías locales han convocado otra concentración (9:00 horas) ante el Ayuntamiento para mostrar su rechazo a la eliminación de la jornada de dedicación, una acción simultánea a la celebración de una reunión con los trabajadores municipales para analizar distintos complementos.

Zoido acudió ayer a la apertura de los talleres del nuevo Centro Cívico La Ranilla, una instalación ejecutada por el anterior Gobierno, pero que requirió «correcciones». La inversión fue de 3,5 millones del extinto Fondo Estatal de Inversión Local.