Sin grandes obras previstas, pero planeando construir un nuevo puente para 2015

Urbanismo reduce en un tercio sus inversiones, pero aumenta la partida para «conservación» de la ciudad

El delegado Maximiliano Vílchez desglosó los presupuestos de las áreas que dirige
El delegado Maximiliano Vílchez desglosó los presupuestos de las áreas que dirige

- Contención del gasto y austeridad. Son los principios de los presupuestos de la Gerencia de Urbanismo para 2013. El Ayuntamiento busca la eficiencia. Nada de grandes construcciones como «las setas» a corto plazo, «porque no hay dinero», aunque sí se proyecta la realización (con financiación público privada) de un nuevo puente para descongestionar el tráfico que generará la Torre Pelli. Pero eso será en 2015, el próximo ejercicio los ingresos y gastos se reducen en 6,3 millones. Se potencia la conservación de la ciudad (calles, alumbrado, fuentes monumentos...) y se reducen las inversiones en un tercio (de 21,4 a 14 millones).

El delegado Maximiliano Vílchez detalló el uso de los 64 millones presupuestados. El gasto de personal, por ejemplo, acapara 29,6 millones y Bienes y Servicios, 16,6 millones. Dos partidas que se han visto disminuidas respecto a 2011 en 6,4 millones y 7,5 millones, respectivamente. Todo ello sin despidos de trabajadores y sin revisión del convenio colectivo.

«Se trata de ver qué es lo que importa a los ciudadanos en este momento», significó Vílchez. La caída en la inversión «se compensa» con «la mayor consignación presupuestaria» de la historia en conservación.

Los ingresos previstos por tasas, multas y liquidaciones de obras también disminuyen (se espera recaudar un 5,81% menos) como consecuencia del «escenario económico desfavorable», aunque la fuete caída se amortigua con nuevas concesiones administrativas y la actualización (subidas) de otras tarifas.

La Gerencia destina 250.000 euros para la realización de los estudios previos y proyección de un nuevo puente, con cuatro vías, que conecte la avenida Torneo con La Cartuja a la altura del Pabellón de la Navegación. Se trata de una demanda de los empresarios que requieren mejores comunicaciones y que con la terminación de la Torre Pelli se hace obligatoria. El presupuesto estimado es de 11,3 millones, aunque contará con financiación público-privada y se espera que esté terminado en 2015.

Asimismo, para el Proyecto Urban Sur en el Polígono Sur –cofinanciado con Fondos Europeos– se destinan 954.188 euros a infraestructuras y equipamientos y 500.000 a rehabilitación y adecuación de locales comerciales de la zona. También se contemplan, dentro del capítulo de transferencias de capital, 250.000 euros para las «primeras actuaciones» encaminadas a la rehabilitación de Los Pajaritos –se procederá a la demolición de dos edificios–, y 572.780 euros en ayudas para la rehabilitación integral del Parque Alcosa en segunda fase.

Para Santa Catalina y la tercera fase de Santa María la Blanca se contemplan 350.000 euros, «a diferencia de la Junta, que habla pero no pone dinero», recordó Vílchez. La Comisaría de La Gavidia no se contempla su venta y sólo se contempla el gasto de vigilancia del edificio.