Contenido patrocinado

Tres trucos para sacar provecho a las tarjetas de crédito sin sobreendeudarse

Una de las grandes ventajas de las tarjetas de crédito es que suelen tener mejores seguros que las de débito. Sin embargo, muchos usuarios desconocen estas coberturas o no saben cómo optar a ellas

Una persona paga con una tarjeta de crédito
Una persona paga con una tarjeta de crédito FOTO: UNICAJA BANCO UNICAJA BANCO

Además de permitir financiar compras, las tarjetas de crédito tienen ganchos más atractivos que las tarjetas de débito o prepago. A través de regalos, seguros o descuentos, las entidades bancarias buscan llamar la atención de los usuarios y conseguir más clientes. Por eso, desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com recomiendan informarse bien sobre cómo utilizar este tipo de tarjetas y señalan algunos de los trucos más útiles para sacar provecho de todos los servicios que ofrecen.

Viaja asegurado con la tarjeta de crédito

Una de las grandes ventajas de las tarjetas de crédito es que suelen tener mejores seguros que las de débito. Sin embargo, muchos usuarios desconocen estas coberturas o no saben cómo optar a ellas. Lo cierto es que en la mayoría de los casos para disfrutar de las coberturas de la póliza basta con ser el titular de la tarjeta y pagar ciertas compras como, por ejemplo, los billetes de avión para hacer un viaje. De hecho, este último requisito se suele aplicar a los seguros de viaje, una de las pólizas más llamativas porque suponen un ahorro para aquellos que suelen viajar asegurados.

Un buen ejemplo de tarjeta de crédito con póliza de viaje es la tarjeta revolving You, de Advanzia. Este plástico sobresale por tener una cobertura de hasta 500.000 euros en caso de accidente durante el viaje y de 50.000 en gastos médicos. Además, adquirir esta tarjeta es muy fácil porque no requiere cambiar de banco y no tendrá ningún coste si no se utiliza, ya que no cobra comisión de emisión o mantenimiento. Y como tampoco cobra comisiones por pagar o sacar dinero en el extranjero, puede ser una herramienta útil para viajar.

Ahorra con la devolución de la tarjeta de crédito

Algunas tarjetas de crédito ofrecen un porcentaje de devolución sobre el importe de las compras. Esto significa que al pagar con el plástico se recupera una parte de lo gastado que, por lo general, se reembolsa en la línea de crédito.

Por ejemplo, la tarjeta de crédito WiZink Me ofrece una devolución del 3% sobre las compras pagadas a fin de mes sin intereses o a plazos. Para disfrutar de esta ventaja solo hace falta elegir dos de las cuatro categorías disponibles: ocio, moda, viajes y alimentación. Siempre que se pague con esta tarjeta en los comercios vinculados a las categorías escogidas, se conseguirá un ahorro del 3%. Eso sí, la bonificación máxima mensual que se podrá conseguir es de 6 euros al mes, 72 euros brutos al año. Al ser una tarjeta de crédito gratuita, que se puede contratar sin cambiar de banco, es una alternativa para ahorrar siempre que se gaste en determinados comercios.

Sin embargo, antes de intentar aprovechar los descuentos de una tarjeta de crédito debemos tener en cuenta sus condiciones. Aunque no sea el caso de WiZink, algunas entidades sólo bonifican las compras pagadas a plazos. Desde HelpMyCash señalan que es importante evitar caer en el error de pagar compras a plazos solo para conseguir una devolución. Lo más seguro es que los intereses que se pagan al momento de fraccionar ciertos pagos sean mucho mayores que el importe de la devolución.

Lleva el control de los gastos pagando a fin de mes

La modalidad de pago a fin de mes es una de las características más interesantes de las tarjetas de crédito. De hecho, muchas personas utilizan este método de pago para llevar un mejor seguimiento mensual de sus compras. A final de mes, se puede revisar el extracto y ver, en un único documento, todos los gastos. Además, como no se añaden intereses no es un método de pago más caro. Lo importante, recuerdan desde HelpMyCash, es prestar atención para no sobrepasar el presupuesto y después tener que aplazar las compras.

Un proyecto de LR Content