Contenido patrocinado

¿Qué bancos no te cobrarán comisiones aunque tengas poco dinero?

Algunas cuentas siguen siendo gratuitas aunque su saldo sea de cero euros

FOTO: Cristina Bejarano

Cobrar una nómina de al menos 600 u 800 euros o tener un patrimonio alto en productos de inversión suele ser la clave para dejar de pagarle comisiones al banco por la cuenta y la operativa del día a día. Pero no todos los clientes cuentan con esta baza, algunos ni siquiera reciben una nómina cada mes o esta es de solo unos pocos cientos de euros.

Muchos consumidores se han visto obligados a buscar una alternativa a su banco habitual a causa de las comisiones, especialmente los que están menos vinculados. ¿Qué alternativas tienen? Algunos bancos comercializan cuentas corrientes sin comisiones disponibles, también, para clientes que no tengan nómina o ahorros. De hecho, siguen siendo gratuitas aunque su saldo sea de cero euros, explican los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com, que han analizado el mercado en busca de las mejores cuentas sin nómina ni costes.

Estas cuentas acostumbran a ser digitales, pensadas para clientes que operan habitualmente a través de la web o de la app de su banco, y no tienen vinculación obligatoria. Incluso los principales bancos de España las comercializan. Muchos consumidores probablemente se pregunten por qué, entonces, pagan comisiones si hay una amplia oferta de cuentas gratuitas. La respuesta es que estos productos, en algunas ocasiones, solo pueden contratarlos los nuevos clientes, por lo que para abrir una generalmente hay que cambiar de banco.

100% operativas

Las cuentas gratuitas sin vinculación permiten llevar a cabo la operativa del día a día (transferencias, ingresos y pagos, envío de dinero por Bizum, etc.) con la ventaja de que no cobran comisiones incluso si el cliente no tiene su nómina domiciliada.

También sirven como cuentas compartidas, ya que muchas pueden abrirse con dos titulares, aunque el número de intervinientes puede llegar hasta a cinco. Así, por ejemplo, pueden ser una solución para parejas o compañeros de piso que quieran abrir una cuenta conjunta para pagar recibos, pero manteniendo cada uno la suya personal en la que recibir la nómina, explican fuentes de HelpMyCash.

La Cuenta Clara de Abanca, por ejemplo, admite hasta dos titulares y cada uno recibirá su propia tarjeta de débito gratuita. La entidad no cobra comisiones de mantenimiento ni por emitir transferencias y no obliga al cliente a domiciliar su nómina. Los titulares de la Cuenta Clara, cuyo único requisito es contratarla por Internet y realizar las operaciones habituales por la banca online, pueden pagar con el móvil, usar Bizum, ahorrarse un 2% al repostar en las gasolineras Galp y sacar dinero de miles de cajeros gratis. Además, los menores de 35 años podrán, también, realizar cinco reintegros gratuitos al mes en el extranjero.

La Cuenta Online del Santander o la Cuenta Online de BBVA, ambas sin requisitos de vinculación, también son alternativas a tener en cuenta, aunque solo pueden contratarlas los nuevos clientes. En ambos casos, el titular de la cuenta no tendrá que pagar comisiones, podrá realizar transferencias online sin coste y dispondrá de una tarjeta de débito gratis. Los clientes de BBVA recibirán una tarjeta de débito Aqua, que no lleva datos sensibles impresos y tiene un CVV dinámico, lo que la convierte en una de las más seguras del mercado. La cuenta del banco azul admite hasta dos titulares y cada uno recibirá su tarjeta gratis. Tanto el Santander como el BBVA permiten pagar con el móvil, enviar dinero por Bizum y sacar dinero de sus propias redes de cajeros.

Otra propuesta digital que destaca es la Cuenta Corriente Open de Openbank. El banco online no cobra comisiones de mantenimiento, permite hacer transferencias gratis y sacar dinero sin coste en los más de 7.000 cajeros que tiene el Santander en España. La cuenta no tiene vinculación obligatoria e incluye una tarjeta de débito sin cuotas anuales para el primer titular. Aunque admite hasta cinco intervinientes, el resto deberá pagar 18 euros al año si quiere disponer de una tarjeta. Openbank también da la posibilidad de pagar con el smartphone y de usar Bizum y, además, permite ahorrar al comprar en ciertas marcas.

Un proyecto de LR Content