Contenido patrocinado

Tres gastos de la venta de tu vivienda que puedes deducir en el IRPF

Esto significa que, cuando llegue el momento de declarar la venta ante Hacienda, los costes más importantes podrán restarse en el cálculo de la ganancia patrimonial

Los honorarios que cobra la agencia inmobiliaria por intermediar la compraventa pueden deducirse
Los honorarios que cobra la agencia inmobiliaria por intermediar la compraventa pueden deducirse FOTO: Biel Aliño EFE

La venta de una vivienda implica percibir ingresos, pero también obliga al vendedor a asumir una serie de gastos. Estos suponen, aproximadamente, entre un 5% y un 15% del precio de venta y dependen del tipo de inmobiliaria que se escoja, el tramo de ganancias del propietario y la diferencia entre el valor al que compró la casa en su día y el valor al que decide venderla, entre muchas otras cosas.

Desde el comparador inmobiliario HelpMyCash.com advierten algo que no todos saben: parte de esos gastos pueden recuperarse de forma parcial a través de su deducción en el IRPF. Esto significa que, cuando llegue el momento de declarar la venta ante Hacienda, los costes más importantes podrán restarse en el cálculo de la ganancia patrimonial.

Honorarios de la agencia inmobiliaria

Los honorarios que cobra la agencia inmobiliaria por intermediar la compraventa son uno de los gastos más importantes. Estos oscilan entre el 3% y el 7% del precio de la vivienda si se trata de una inmobiliaria tradicional, y entre los 1.000 y los 8.000 euros si se trata de una agencia online. La buena noticia es que pueden deducirse en el IRPF, por lo que reducen la cantidad que se debe pagar por este tributo.

Los expertos de HelpMyCash hacen hincapié en la importancia de pedir la factura al agente inmobiliario. “Algunas agencias ofrecen cobrar menos honorarios (es decir, no cobrar el IVA al vendedor) si este acepta no recibir factura. Esta práctica es ilegal y, además, poco conveniente para el propietario: sin factura no podrá deducir los honorarios en el IRPF”, apuntan.

Plusvalía municipal

La plusvalía municipal es otro de los grandes gastos que deben pagarse luego de vender una vivienda. El plazo para liquidar este impuesto en la mayoría de los ayuntamientos es de 30 días hábiles desde la firma de la escritura y, si está pago, puede deducirse de la declaración de la renta del año siguiente.

Los especialistas del comparador recuerdan que desde noviembre de 2021 existen dos métodos para calcular este tributo y el vendedor puede utilizar aquel que le resulte más conveniente. Esto significa que, tras usar ambos métodos para calcular la plusvalía, puede elegir aquel que resulte en una cantidad más baja.

“Somos conscientes de que existen muchas dudas alrededor del cálculo de este tributo, por eso hemos desarrollado una calculadora de plusvalía municipal donde estimamos el importe que debe pagar cada vendedor”, explican desde HelpMyCash.com

Gastos de cancelación de la hipoteca

La cancelación registral de la hipoteca es un trámite que se lleva a cabo cuando se ha terminado de pagar el préstamo e implica liberar esta carga que pesa sobre el inmueble en el Registro de la Propiedad. Generalmente, se realiza cuando se vende la vivienda y por eso es otro de los gastos deducibles del IRPF.

Existen varias vías para llevar a cabo este trámite y su coste depende del procedimiento que elija el vendedor. Lo habitual es dejarlo en manos del banco del propietario o del banco del comprador. Este, sin embargo, es el procedimiento más caro: su coste puede ascender a los 1.100 euros. La segunda alternativa es tramitarlo a través de una gestoría independiente. Algunas de ellas permiten cancelar la hipoteca ahorrando 300 euros de media. La tercera consiste en que el propietario la cancele por su cuenta, donde el ahorro será todavía mayor, pero amerita contar con una serie de conocimientos y, principalmente, con tiempo para encargarse de todos los trámites.

Que los gastos sean deducibles no implica que podrán recuperarse en su totalidad

“Que los gastos sean deducibles no significa que se recuperará la totalidad del dinero destinado a los honorarios inmobiliarios, la plusvalía municipal o los costes de cancelación de la hipoteca”, apuntan los expertos de HelpMyCash. Podrán restarse, sí, de la base imponible del IRPF. Pero cabe recordar que sobre esta se aplica un tipo impositivo o porcentaje que depende del tramo de ganancias anuales del vendedor.

Esto significa, en última instancia, que no se podrá recuperar la totalidad de estos gastos, sino un tanto por ciento. Por eso, los expertos aconsejan comparar inmobiliarias hasta encontrar aquella que presente mejor relación calidad-precio, calcular la plusvalía municipal con ambos métodos y elegir aquel que implique menos gastos para el propietario y sopesar las tres opciones de cancelación de la hipoteca para evitar gastar de más.

Un proyecto de LR Content