Contenido patrocinado

Crisis de inflación: claves para conseguir una hipoteca con pocos ahorros

Una de las claves para conseguir una hipoteca de más del 80% es tener una situación económica muy estable y cobrar una buena suma de dinero cada mes

Alquiler, compra, vivienda.
Alquiler, compra, vivienda. FOTO: PISOS.COM PISOS.COM

Financiar la compra de una vivienda será cada vez más difícil. Según la última Encuesta sobre Préstamos Bancarios publicada por el Banco de España, las entidades financieras españolas tienen previsto endurecer los requisitos para acceder a sus hipotecas durante el próximo trimestre. Y la culpa la tiene la inestabilidad económica: en un momento incierto como el actual, con la inflación por encima del 8% en la eurozona y el encarecimiento de los créditos que provocará la subida de tipos del Banco Central Europeo, los bancos revisarán con lupa la solvencia de los solicitantes para reducir todo lo posible el riesgo de impago.

En este contexto, los que necesiten una hipoteca que financie más del habitual 80% de la compra lo tendrán especialmente complicado, porque los bancos asumen un mayor riesgo al conceder estos préstamos. Sin embargo, las personas con pocos ahorros no tienen por qué tirar la toalla de buenas a primeras. Según el comparador financiero HelpMyCash.com, todavía será posible acceder a estos productos, sobre todo si el solicitante acredita una situación económica muy estable, se interesa por una vivienda barata y cuenta con la ayuda de un bróker o intermediario hipotecario.

Asegúrate de tener una situación económica muy estable

Los bancos, en general, suelen poner reparos para financiar más del 80% de la compra de una vivienda. Cuando el solicitante no puede cubrir un mínimo del 20% del precio de la casa con sus propios ahorros, tiene que pedir prestada una mayor cantidad de dinero, lo que aumenta el importe de las cuotas que debe pagar al banco para saldar la deuda. Y si sus mensualidades son más caras, existe un mayor riesgo de que no pueda afrontarlas si sufre cualquier percance económico (si se queda en el paro, por ejemplo).

Por lo tanto, una de las claves para conseguir una hipoteca de más del 80% es tener una situación económica muy estable y cobrar una buena suma de dinero cada mes. Así, como el riesgo de demorarse en el pago de las cuotas será menor, habrá más probabilidades de que el banco apruebe la solicitud del cliente, incluso con la incertidumbre que generan la inflación y la subida de tipos del Banco Central Europeo.

Según HelpMyCash, los solicitantes con más opciones de hacerse con una hipoteca con pocos ahorros son los funcionarios (por su empleo vitalicio) y las personas que llevan varios años desempeñando trabajos bien remunerados en sectores punteros: las nuevas tecnologías, la informática, la logística… Para que el cliente obtenga la aprobación, eso sí, es imprescindible que las cuotas del préstamo, sumadas a las mensualidades de sus otros créditos vigentes, no superen el 35% de sus ingresos mensuales netos.

Compra una vivienda que no esté sobrevalorada

Otro aspecto a tener en cuenta es el precio de la vivienda que se vaya a financiar. Contratar una hipoteca de más del 80% para adquirir una casa sobrevalorada es una operación arriesgada para el banco y para el cliente: si el inmueble tiene que embargarse por el impago del préstamo, es posible que se subaste por un precio inferior al importe de la deuda pendiente. Es decir, que la entidad no podrá recuperar su dinero y el hipotecado aún estará endeudado pese a perder su vivienda.

Por este motivo, es muy importante que el solicitante compre su vivienda por un precio adecuado. Según HelpMyCash, hay que revisar la evolución de los precios de la zona en la que se quiera residir, para comprobar si se ha producido una burbuja, y negociar con el vendedor para tratar de obtener la máxima rebaja posible. Tasar la vivienda, que es un paso obligatorio para conseguir la hipoteca, también puede ser de ayuda: si el valor de tasación es muy inferior al de compraventa, significará que la casa se vende por un precio por encima del que le corresponde.

Ponte en manos de un intermediario

Finalmente, encargar la solicitud de la hipoteca a un bróker hipotecario aumentará notablemente las probabilidades de conseguir una financiación de más del 80%. Principalmente, porque estos profesionales saben qué bancos suelen conceder estos productos y cómo hay que negociar con ellos para obtener una oferta en firme.

El trabajo del bróker, además, incluye resolver las dudas que le surjan al cliente durante todo el proceso de contratación. Por ello, el solicitante puede aprovecharse de su experiencia para preguntarle si ve viable la operación, si conoce trucos para rebajar el precio de una vivienda, si sabe qué inmobiliarias suelen vender las casas más baratas… A cambio de sus servicios, los intermediarios suelen cobrar unos honorarios de entre el 1% y el 5% sobre el importe de la hipoteca, pero solo habrá que pagarlos si se termina firmando el préstamo.

La lista de intermediarios que trabajan en España es extensa: la conforman empresas independientes (RN Tu Solución Hipotecaria, por ejemplo), agencias asociadas con portales inmobiliarios (Housfy Hipotecas, por ejemplo), etc. Si el cliente no quiere perder el tiempo comparando las condiciones que ofrecen todos ellos, el comparador HelpMyCash dispone de un servicio gratuito que permite ponerse en contacto con el bróker más adecuado en función de sus necesidades y de su perfil.

Un proyecto de LR Content