Contenido patrocinado por

“Las personas tenemos el poder de cambiar las cosas, no necesitamos que nos obliguen”

La deportista de vela y campeona del mundo Theresa Zabell recapitula lo que para ella ha supuesto el mar y, sobre todo, la concienciación medioambiental para cuidar de nuestro planeta

Theresa Zabell tenía 11 años cuando se preguntó por primera vez por qué flotaban cosas en el mar cuando salía a navegar con su club deportivo. Aunque no es capaz de recordar la respuesta que le dieron sus interlocutores, sí recuerda la sensación que tuvo: la de que si nadie hacía nada, ella iba a ser quien se pusiese en marcha.

Con el tiempo, aquella niña se haría mayor y se convertiría en una deportista excepcional: ganadora de dos oros olímpicos, cinco veces campeona del mundo y tres veces campeona de Europa, su palmarés es una muestra del potencial de esta competidora de vela para la que el mar fue su segundo hogar.

Pero Zabell nunca se conformó con el éxito deportivo y, por ello, tomó una gran decisión: devolverle al mar todo lo que el mar le ha dado en su trayectoria deportiva. “Durante mis más de 20 años de carrera, cada vez era más consciente de que nuestros mares estaban en peligro”, comenta en Mejor Conectados, la plataforma de contenidos que muestra cómo, cuando conectamos, somos capaces de hacer cosas increíbles.

Así, gracias al impulso de esta campeona del mundo, nació la Fundación Ecomar, un proyecto que promociona un estilo de vida saludable compatible con el cuidado de los mares y los océanos de nuestro planeta entre pequeños y jóvenes.

“La protección medioambiental es una moda, pero una moda necesaria”

En palabras de esta deportista, uno de los mayores retos al que se enfrenta el activismo medioambiental es el escepticismo por parte de algunas personas o grupos sociales que tratan de rebajar la urgencia de la lucha contra el cambio climático. Zabell, como explica en el vídeo, a veces ha sentido que la miraban como si estuviera un poquito loca, ya que su mensaje se escapa de lo normal.

Además, en su aportación a Mejor Conectados le da la razón a aquellos que piensan que “la protección medioambiental es una moda”, pero completa con que es “una moda necesaria porque si no protegemos el planeta no vamos a poder seguir viviendo aquí”.

Y es que, como cuenta, los datos son “aplastantes”: la temperatura mundial es cada vez más alta, haciendo que nuestros mares y océanos tengan que absorber año tras año más calor. Sin ellos, la temperatura en la superficie sería de 50 grados, lo que imposibilitaría la vida tal y como la conocemos. Por este motivo, es tan importante cuidar de nuestro planeta y, en especial, de nuestro medio acuático.

La palabra frente al gesto: una cuestión de aprendizaje

ECOMAR nació en 1999 con el objetivo de acercar a los más jóvenes, a través del deporte y mucho más, una primera toma de contacto con los valores de la ecología. Desde entonces, son más de 2 millones de niños de más de 4.000 colegios de España los que han participado en sus actividades de educación ambiental, consiguiendo así promocionar una conciencia ambiental colectiva y extensa.

La visión de esta fundación es que todos los jóvenes puedan aportar su granito de arena para ser parte de la solución. Para ello, se esfuerzan en llegar de forma especial a niños, ya que de los 9 a los 12 años es cuando más receptivos son y, por tanto, es en esta etapa cuando el impacto puede germinar y metabolizarse en la formación de su personalidad.

Como explica Zabell a Mejor Conectados, esto es esencial ya que esos jóvenes preadolescentes que empezaron allá por el origen de ECOMAR son hoy decision-makers, es decir, personas adultas de plena facultad y con hijos que tienen en su mano el poder cambiar el rumbo de la sociedad.

Además, la deportista pone de manifiesto la importancia de los gestos frente a las palabras: como seres humanos, solemos recordar “entre el 15% y el 20% de lo que leemos y de lo que escuchamos”, pero, sin embargo, nos solemos quedar “con el 90% de lo que hacemos”. Por eso, la Fundación Ecomar pone el acento en las actividades de concienciación, ya que saben que hacer afecta mucho más que escuchar o ver.

Theresa Zabell para Mejor Conectados.
Theresa Zabell para Mejor Conectados. FOTO: Telefónica La Razón

“Yo no quiero salvar el planeta: queremos salvarnos a nosotros mismos”

En esta nueva entrega de Mejor Conectados, Zabell comparte algunos consejos para ayudar a la salud del planeta, como evitar los plásticos de un solo uso y usar botellas rellenables de agua.

Pero si hay algo que la deportista olímpica destaca es que “todos los ciudadanos nos tenemos que involucrar” y añade que “las personas tenemos el poder de cambiar las cosas, no necesitamos que nos vengan a obligar”; por el contrario, con la información adecuada, “podemos actuar”, sentencia.

A la cuestión de salvar el planeta, Zabell cuenta con una respuesta muy contundente: “Yo no quiero salvar el planeta, este planeta lleva millones de años existiendo y ha pasado por muchas frases. Nosotros somos relativamente nuevos en este planeta y realmente lo que queremos es salvarnos nosotros”. De ahí, la importancia de los valores ecológicos que su Fundación Ecomar se encarga de transmitir.

El momento para combatir el cambio climático es ahora.

Un proyecto de LR Content para