En colaboración con

Guía ‘Finanzas para Mortales’ para facilitar la comprensión de conceptos financieros a las personas con dificultades

Banco Santander, SANFI y Plena Inclusión han presentado su segunda guía ‘Finanzas para Mortales’, que pone el foco en mejorar los conocimientos sobre ciberseguridad y banca online a las personas con dificultades de comprensión

Adaptar los contenidos para que resulten más sencillos de comprender es esencial para acercar los conocimientos financieros a todas las personas.
Adaptar los contenidos para que resulten más sencillos de comprender es esencial para acercar los conocimientos financieros a todas las personas. FOTO: Pexels La Razón

La educación financiera permite que las personas, independientemente de su formación o situación, puedan comprender mejor los conceptos básicos y productos que se ofrecen para, por una parte, tomar mejores decisiones al respecto y, por otra, prevenir los posibles fraudes. En un mundo en el que es necesario participar en el mercado financiero en menor o mayor medida - ya sea como medio de pago, de ahorro o de inversión- dar a la población general las herramientas necesarias para facilitar su aprendizaje es fundamental, especialmente si pensamos en los colectivos más vulnerables.

Precisamente con este objetivo, el de no dejar a nadie atrás, surgió ‘Finanzas para Mortales’, un proyecto impulsado por Banco Santander con la colaboración del Santander Financial Institute (SANFI) y la Universidad de Cantabria, y que sólo en 2021 acercó la educación financiera básica a más de 75.000 personas, un 15% más que el año anterior, y contó con 155 formadores voluntarios de la entidad.

La importancia de la información financiera para todos

Con frecuencia vemos que una buena parte de la población desconoce los conceptos financieros básicos y no se siente capacitada para tomar decisiones al respecto. Esta falta de información puede provocar situaciones de endeudamiento excesivo e innecesario que se pueden evitar. El Informe Europeo de Pagos de Consumidores de Intrum revela la preocupación de los españoles en este sentido: el 60% de los encuestados con hijos se preocupan por transmitir conceptos básicos de economía y de finanzas personales, mientras que el 68% reconoce que les alerta del riesgo que supone endeudarse.

Esta preocupación ha llegado hasta el Banco de España que, en colaboración con la Comisión Nacional del Mercado de Valores, ha diseñado un Plan de Educación Financiera 2022 - 2025 para establecer esta materia como una competencia clave para el bienestar personal y social de la población. “En estos años hemos sentado las bases que nos van a permitir intensificar las actuaciones y llegar a un público más amplio, todo ello con la finalidad última de incrementar los niveles de cultura financiera de la población y de mejorar sus hábitos y comportamientos financieros”, señala el documento en su introducción.

Si a la falta de información le sumamos un proceso de digitalización acelerado en los dos últimos años por la pandemia, nos queda un escenario donde una parte importante de la población puede estar en lo que se conoce como riesgo de exclusión financiera. En este sentido, es imprescindible que las entidades den un paso adelante para acercar a los colectivos más vulnerables los conocimientos necesarios para relacionarse con sus finanzas personales a través de los diferentes canales digitales.

En este contexto surgió ‘Finanzas para Mortales’, un proyecto que desde su lanzamiento en 2012 se ha preocupado por aclarar conceptos básicos de economía y finanzas a los colectivos financieramente más vulnerables como los niños y adolescentes, las personas mayores o aquellos en riesgo de exclusión, y, por supuesto, por prestar especial atención a las personas que tienen dificultades para comprender conceptos complejos, como pueden ser las personas con discapacidad intelectual, personas mayores con deterioro cognitivo o personas con poco dominio del idioma.

¿Qué es la lectura fácil?

Entendemos por lectura fácil la adaptación de documentos complejos para que sean más sencillos de comprender por todas las personas. Afecta a la redacción de los textos, pero también a la maquetación y diseño de los contenidos. Se hace a partir de los criterios establecidos en la norma UNE y su objetivo es ofrecer la información de manera más accesible. Aunque puede beneficiar a la población en general, es especialmente importante para aquellas personas que tienen dificultades de comprensión.

Precisamente este método ha sido el empleado por Banco Santander, SANFI y Plena Inclusión para su segunda guía de ‘Finanzas para Mortales’. En esta ocasión, el documento se centra en la ciberseguridad y la banca online para alertar de los posibles fraudes que se pueden dar a través del teléfono móvil o del correo electrónico, qué medidas de protección hay que tomar para protegerse de ataques y, por supuesto, cómo realizar operaciones bancarias a través de los canales digitales con total seguridad.

Cómo usar la app de tu banco de forma fácil y segura | Plena inclusión

Gracias a este proyecto, cualquier persona con discapacidad intelectual o con dificultades para comprender documentos complicados puede acceder a una serie de consejos para que su experiencia sea fácil y segura: cómo acceder y navegar por la app, cómo hacer un bizum o cómo realizar compras con el móvil, entre otras.

Finanzas para mortales. Consejos para que no te engañen | Plena inclusión

La colaboración entre ambas instituciones en proyectos relacionados con la inclusión social no es nueva, sino que se remonta a 2018. Esta es, de hecho, la segunda guía publicada como parte del compromiso del proyecto de adaptar los contenidos para que resulten accesibles para todos.

Un proyecto de LR Content para