El colchón favorito de los deportistas cuesta 35.000 euros... y no es el más caro del mundo

La empresa española Hogo fabrica un colchón que proporciona un descanso casi profesional, pero la sueca Hästens no tiene rival en este sentido.

Colchón Hästens. Modelo VividusColchón Hästens. Modelo VividusColchón Hästens. Modelo Vividus

Recién concluida la temporada liguera más atípica de la historia, es hora de hacer balance. Ha quedado claro, entre otras cosas, cuál ha sido el mejor equipo y qué tres clubes han descendido a la Liga SmartBank. Como nos encantan las clasificaciones, muchos han apostado por proclamar al jugador revelación del campeonato. Y en esa lista, y sobre todo, después de la noche mágica del Atleti en Anfield, destaca un nombre: Marcos Llorente.

Además de sus portentosas cualidades técnicas, lo que más destaca del exfutbolista del Real Madrid, ahora en las filas del eterno rival, es su exuberante capacidad física. Y uno de los motivos, además de dieta paleo que practica a la hora de comer, es la excelencia en su descanso. Y, ¿cómo lo hace? Pues durmiendo cada noche sobre un colchón que fabrica la marca española Hogo y que cuesta la friolera de 35.000 euros.

Colchón Hogo.Colchón Hogo. Colchón Hogo.

Uno de los secretos del colchón, que parece ser que está muy extendido entre los deportistas de élite, es su confección completamente natural, con fibra de coco y látex, y una funda realizada con una base de algodón 100% ecológico. Pero lo definitivo, lo que hace que el descanso sobre él sea extraordinario, es que posee una toma de tierra que elimina toda la energía electrostática que todo cuerpo arrastra después de un día de actividad.

Esta burbuja natural que proporciona este tipo de colchones permite que el sueño sea más largo y de más calidad, que el cuerpo produzca melatonina de manera natural, que mejore la oxigenación y que la superficie se adecue, por completo, a la forma de la silueta. En resumen, un capricho para bolsillos más que solventes y, por lo que se ve, una buena forma de mejorar profesionalmente.

Y, aunque 35.000 euros son muchos euros, no sería conveniente creer que los colchones Hogo son los más caros y exclusivos del cada vez más desarrollado sector del descanso. Nada más lejos de la realidad.

El más costoso hasta la fecha es el modelo Vividus, que fabrica la empresa sueca Hästens y que se puede adquirir por la “módica” cantidad de 88.000 euros. Quienes lo han probado afirman que la sensación de descansar sobre él es completamente inigualable.

El motivo de tan altísimo precio hay que buscar en la confección del colchón. Son 320 horas de concienzudo trabajo de un grupo de 10 personas que entrelazan materiales como crin de caballo, lana, algodón y lino sobre una robusta base de pino escandinavo. El estampado de cuadros blancos y azules es otra de las señas distintivas de una marca, de cuyos mejores colchones, ya se puede disfrutar en algunos de los hoteles más exclusivos del planeta.