«El año que cerramos dimos el Gordo en Doña Manolita. Ojalá, éste también»... Y lo volvieron a dar

La administración de loterías Doña Manolita tuvo que cerrar ayer justo un día antes del sorteo de Navidad por la caída de varios cascotes de la cornisa de su edificio por el temporal de lluvia y viento

Thumbnail

Las fuertes rachas de viento que azotaron ayer la capital causaron numerosas incidencias y obligaron a cerrar la conocida administración de lotería Doña Manolita, una de las que más décimos vende en toda España. Se mantuvo cerrada durante algo más de cinco horas, justo un día antes de que se produjera el sorteo de Navidad.

La administración se percató de que la cornisa no estaba muy estable tras un aviso del comerciante de al lado, según asegura a este diario Concha Corona, gerente de Doña Manolita. «Cuando ya habíamos conseguido que no hubiera nadie, cayó un trozo. Siempre hay que ver lo positivo, mientras todo sea material no hay ningún problema», relata. A pesar de que este local permaneció cerrado unas cinco horas y media, hasta las 17:00 de la tarde, los compradores continuaron haciendo una cola alternativa que daba la vuelta a la calle. «La mala suerte atrae a la buena gente», asegura.

Sin embargo esta no es la primera vez que esta administración de lotería se veía obligada a cerrar, sino que «hace muchos años» también ocurrió. «Es la segunda ocasión que los bomberos vienen. La primera fue cuando justo delante de la tienda, en la acera, debió haber un cortocircuito y salía mucho humo, así que tuvimos que cerrar la administración. Pero esa vez no fue ni en campaña de Navidad, ni un día antes del sorteo. Es la primera vez», asevera Concha.

Asimismo, la gerente cuenta que el año que se produjo la incidencia que obligó a los bomberos a acudir allí, la administración de loterías dio el primer premio. «Ese año dimos el Gordo, así que ojalá este año también», dice confiada la gerente. Y se cumplió el vaticinio y hoy también Doña Manolito ha vendido una parte del “Gordo”.