Aguado anuncia un Plan de Transformación Digital para universidades públicas dotado de 40 millones de euros

Los fondos se destinarán al cambio en procedimientos administrativos, la formación del personal y estudiantes y a la implantación de nuevas tecnologías

Ignacio Aguado, tras la reunión que ha mantenido con la Conferencia de Rectores de las Universidades Madrileñas
Ignacio Aguado, tras la reunión que ha mantenido con la Conferencia de Rectores de las Universidades MadrileñasD.SINOVAComunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid va a invertir 40 millones de euros en las universidades públicas madrileñas dentro de un nuevo Plan de Transformación Digital, con el objetivo de impulsar una renovación tecnológica en los campus, no sólo para atender las necesidades de la comunidad universitaria y de los estudiantes en el próximo curso sino para, según destacan desde el Gobierno regional, impulsar un auténtico salto de calidad y eficiencia gracias al uso de las tecnologías de la información. Así lo ha anunciado esta mañana el vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y Portavoz, Ignacio Aguado, tras la reunión que ha mantenido con la CRUMA (Conferencia de Rectores de las Universidades Madrileñas) a la que también ha acudido el consejero de Ciencia, Universidades e Innovación, Eduardo Sicilia.

Según ha explicado Aguado a los rectores “buscamos hacer de la necesidad virtud y de una crisis una oportunidad parar abordar todos esos cambios y necesidad en las universidades que antes por necesidades diversas no podíamos abordar”. El vicepresidente ha detallado que “dicho Plan de Transformación debe incluir la descripción de una cartera estratégica de proyectos tecnológicos, y priorizará aspectos tales como que las universidades integren la cultura digital en sus metodologías docentes; satisfagan las demandas emergentes de la comunidad universitaria atendiendo a una presencialidad adaptada; destapen nuevos tipos de valor; ofrezcan formación de calidad y competitiva; o mejoren la actividad e impacto de las investigaciones”.

Además, se les pedirá a los rectores que implementen modelos de administración digital; optimicen la seguridad de la información, con especial atención a los problemas de accesibilidad y de protección de los datos de los miembros de la comunidad; alcancen los objetivos estratégicos de la universidad; y profundicen en los vínculos de la universidad con los diferentes agentes económicos y sociales.

La Comunidad de Madrid será la catalizadora del cambio a través de la asignación de los fondos. La transferencia estará vinculada al compromiso de cada universidad con su Plan de Transformación Digital. La administración regional contrastará que estos fondos se dirigen bien a la efectiva transformación de procedimientos administrativos y de las prácticas docentes, bien a la formación del personal y estudiantes, o de manera especial, a soportar los costes de implantación de las nuevas tecnologías y que acrediten la sostenibilidad de cualquier inversión a medio o largo plazo. Este proceso de transformación digital debe venir avalado, además, por los órganos de gobierno de las universidades.

Aguado ha destacado que la aportación de las ayudas quedará condicionada a la realización de ese Plan de Transformación Digital que incluya propuestas orientadas a la transformación emprendidas durante el curso 2020-2021. Estas iniciativas se desarrollarán en tres ámbitos: la docencia, la investigación y la organización universitaria.