La Comunidad traslada a 30 enfermeros del 12 de Octubre a tres instalaciones municipales para realizar test

Los enfermeros que han estado trabajando durante esta semana haciendo test en Usera y Villaverde, y tengan que hacer horas extras, serán remunerados a 17 euros la hora

La Comunidad de Madrid ha desplazado una treintena de enfermeros, que hasta ahora ocupaban diversos puestos dentro del Hospital 12 de Octubre, a tres centros culturales o polideportivos municipales de la capital para hacer test de antígenos.

La Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid trasladó la petición al 12 de Octubre de que quería 30 personas “con contrato Covid”. Así, un grupo de enfermeros comenzó el martes 13 a realizar test entre los vecinos de los distritos de la capital más afectados por la pandemia, situados cerca de dicho hospital.

Los tres espacios municipales que ha cedido el Ayuntamiento de Madrid para la realización de dichas pruebas son el Centro Deportivo Municipal Plata y Castañar, ubicado en la calle Plata y Castañar del distrito de Villaverde; el Centro Deportivo Municipal Félix Rubio, en la calle Alianza 4 (Villaverde), y el Centro Cultural San Fermín, de la calle Estafeta (Usera).

El primer centro que realizó pruebas para detectar el coronavirus entre la población de estos dos distritos fue el Plata y Castañar, que comenzó el martes 13 de octubre, seguido el jueves 15 por el de Félix Rubio, y el viernes 16 por el de San Fermín.

De este modo, los enfermeros se distribuirán cada día en tres grupos, con lo que cuatro de ellos irán por la mañana a cada uno de los tres centros y otros 12 enfermeros se repartirán por la tarde en los tres centros, mientras que los restantes descansarán. El horario fijado para los test es de 9 a 14 horas y de 16 a 21 horas.

Ha sido la propia Comunidad de Madrid la que se ha puesto en contacto con la población a través de mensajes en los que les señalaba que “si tenían síntomas o habían estado en contacto con algún positivo no debían acudir a hacerse la prueba” y lo que deberían hacer es acudir a su centro de salud.

Durante la primera semana de pruebas, igual que ocurrió en Vallecas hace unos días, la afluencia fue bastante baja porque, según señalan las propias enfermeras que están realizando los test, “la población tiene miedo de dar positivo y de tener que estar en cuarentena, lo que puede provocar que pierdan el empleo”.

En principio, según los planes de la Consejería, la idea es hacer test a la población hasta el 13 de noviembre, lo que supone que estos 30 enfermeros estarán fuera del 12 de Octubre durante este tiempo, aunque cabe la posibilidad de que, si la afluencia continúa siendo baja, algunos de los sanitarios puedan volver al hospital antes de lo previsto.

La novedad de las pruebas que se realizan en estas instalaciones municipales es que el resultado de los test se obtiene en apenas 15 minutos, por lo que el paciente puede saber prácticamente al momento si está o no contagiado de coronavirus, pero no podrá descubrir si ha pasado ya la enfermedad o no.

Si el paciente durante la prueba da positivo, es la Cruz Roja la que se encargará de facilitar toda la información al paciente, mientras que son militares los que se encargan de la limpieza y desinfección de las instalaciones por la noche.

La treintena de enfermeros requeridos cubrían en el 12 de Octubre puestos de todo tipo, porque aunque la mayoría trabajaba en las Urgencias Generales, también había especialistas o personal que trabajaba con neonatos. “A pesar de que teníamos contratos Covid, colaborábamos con lo necesario en el hospital y esos 30 enfermeros le venían genial al 12 de Octubre, que ahora se ha quedado con una plantilla muy limitada”.

Ante esta situación y la obligación de tener que ir a hacer test en instalaciones municipales, aseguran a que "son muchos los sanitarios que han renunciado a su contrato de Covid, que en principio era del 1 de junio al 31 de diciembre.

La renuncia de muchos compañeros hará que los enfermeros que han estado trabajando durante esta semana haciendo test a la población de Usera y Villaverde tengan que hacer horas extras, que serán remuneradas a 17 euros la hora.