Lorenzo Silva: «No creo que la pandemia haya cambiado el motor del crimen»

El escritor coordina el festival de novela negra de Getafe, cuya 13ª edición arranca a partir de hoy de forma virtual

¿Qué diferencia al hombre que hace más de 2.500 años asesinó a otro en un cruce de caminos en Atenas del que lo hace hoy en día en una ciudad como Madrid? Para el escritor madrileño Lorenzo Silva la respuesta es clara: nada. «El motor del crimen es una grieta, una fractura individual o social que proviene siempre de la familia, de las relaciones entre generaciones, de la desigualdad y la pobreza o de los desequilibrios en relación al mundo en el que vivimos, entre otros; todo eso ha estado siempre ahí», explica el impulsor y comisario desde su primera edición del festival de novela policíaca Getafe Negro, que hoy inaugura su décimo tercera edición en la localidad.

Lorenzo Silva asegura que la irrupción del Covid-19 en nuestras vidas no ha tenido las grandes consecuencias que cabría esperar en el género negro: «La condición humana no ha cambiado, han reventado algunas de las costuras de nuestro traje actual, pero nada más; por eso creo que lo que hay que plantearse a la hora de escribir o de organizar un festival como Getafe Negro no es tanto buscar temas novedosos como encontrar la forma de reinventar a través de la literatura los grandes asuntos de siempre».

Desde que este encuentro de escritores y amantes de la novela negra llegara a la región hace ya más de diez años, el género no ha dejado de ganar popularidad y adeptos entre el público madrileño, a lo que Lorenzo Silva encuentra dos caras contrapuestas: «Cuando empezamos en 2008 comenzaba una especie de boom que se ha mantenido durante estos 13 años, lo que ha tenido efectos secundarios negativos y positivos: del lado adverso, se publican tantos títulos que la calidad no siempre es la que uno querría; de hecho, hay quien podría decir que el género se ha hipertrofiado porque ahora en la mesa de novedades de todas las librerías hay más novelas de este tipo que de cualquier otro; del lado favorable, este éxito ha traído consigo muchos autores y autoras con un gran talento». En cualquier caso, si tuviera que destacar una cualidad de la novela negra actual, el escritor apunta a la «gran diversidad dentro del género», que ofrece tanto historias fantasiosas como historias con una clara lectura social contemporánea. «Para mí, la gran virtud ahora mismo es la variedad y, dentro de esa panoplia, la obligación de un festival es ofrecer al lector esa diversidad para que encuentre lo que más le interesa», explica Silva en relación al evento que desde hoy y hasta el próximo 25 de octubre llenará Getafe de actividades en relación a la novela policíaca.

Autores jóvenes

Todo esto se traduce en un perfil de lector cada vez más amplio en el que, poco a poco, encuentran su lugar los más jóvenes. «La novela negra es un género que gusta especialmente al público de mediana edad, pero, curiosamente, encuentro autores muy jóvenes que, por ejemplo, descubren una serie basada en una novela policíaca, y se enganchan completamente, aunque a priori no fuera su predilección», asegura el comisario de Getafe Negro. Y por qué no, tal vez esta edición del festival sea la suya, la del lector adolescente que está descubriendo este mundo o la escritora en potencia que quiere adentrarse en él; al fin y al cabo, las circunstancias obligan a la reinvención de los eventos y este año el festival, #La13deGN, gracias a su retransmisión en directo y en diferido a través de la web del evento y del Ayuntamiento de Getafe, tendrá más presencia en internet que nunca, el medio natural de las nuevas generaciones. «Desde la organización del festival hemos vivido en la incertidumbre constante hasta el último momento; realmente, ha sido un gran reto», reconoce Lorenzo Silva después de presentar esta edición, sin dejar de confiar en que este particular Getafe Negro llegue a más gente que nunca, ya sea de forma presencial o virtual.