El nuevo bilingüismo en Madrid: más inglés en Infantil, menos en la ESO

En 1º de Infantil habrá cinco horas semanales y en 2º y 3º, siete por lo menos. Las Humanidades se darán en castellano en la ESO

Carteles en un colegio bilingüe de Madrid
Carteles en un colegio bilingüe de Madrid

Madrid lleva dos años repensando su modelo de bilingüismo y el Gobierno de Díaz Ayuso está dispuesto a poner en práctica un nuevo planteamiento que pretende rebajar la carga lectiva del Inglés en Secundaria y aumentarla en las primeras etapas de escolarización.

Se trata de un modelo revolucionario que convertiría a Madrid en la primera comunidad autónoma en ponerlo en práctica. Y su aplicación será paulatina. Ya hay 126 colegios que participan en este proyecto y en ellos los alumnos de 1º de Educación Infantil (3-4 años) pasarán de recibir tres clases semanales en lengua inglesa a contar con cinco por lo menos. En 2º y 3º también se ampliará el número de sesiones para tener, al menos seis y siete, respectivamente, frente a las cuatro y cinco actuales.

Los restantes 279 colegios públicos bilingües implantarán de manera paulatina, a partir del curso 2022-23, la enseñanza bilingüe en este ciclo comenzando, al menos, con su extensión en el primer curso de Educación Infantil (3-4 años). De esta manera, se irá ampliando progresivamente a los siguientes niveles educativos del segundo ciclo de Educación Infantil para beneficiar a un total de 80.000 alumnos madrileños de 405 colegios públicos de la región, según ha informado la Consejería de Educación. La idea es que el modelo esté totalmente implantado en el curso 2024/25.

Paralelamente, «se tratará de ver en qué asignaturas se pueden reducir la carga lectiva en inglés para asegurar el refuerzo del español en asignaturas como Geografía, Arte, Historia, Filosofía, o incluso Biología de ESO y Bachillerato», dijo ayer la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. Es decir, «se trataría de que asignaturas más vinculadas a las Humanidades se den en castellano y no en inglés», puntualizó el consejero de Educación y portavoz del Gobierno, Enrique Ossorio.

Ayuso defendió el aprendizaje de la lengua de Sakespeare en edades tempranas porque «reforzar esta asignatura en la educación pública es muy bueno. Es una etapa muy propicia para seguir adquiriendo destrezas de manera natural con respecto al lenguaje y, además, es un verdadero ascensor social que permite, a través de la educación pública madrileña, que todos los alumnos, independientemente del nivel socioeconómico de sus familias, puedan ser bilingües».

El Consejo de Gobierno conoció ayer el informe para implantar esta medida, lo que implica que los maestros especialistas en Educación Infantil tendrán que contar con la preparación suficiente para impartir enseñanzas bilingües de esta etapa. Por eso, la Consejería de Educación y Juventud prevé ofrecer un plan específico de formación y habilitación lingüística dirigido a este profesorado. En concreto, va a desarrollar un plan formativo que conducirá a la habilitación de oficio de los maestros especialistas en Educación Infantil, tal y como especificó el consejero madrileño.

Educación sustenta la ampliación del Programa Bilingüe a la etapa de Educación Infantil en que «la exposición temprana a una segunda lengua, desde el nivel preescolar, no solo beneficia el proceso de adquisición de esta segunda lengua, sino que también impulsa el desarrollo cognitivo de los niños a esta edad». Y no solo eso, considera que «facilita el aprendizaje de otros idiomas, al mismo tiempo que se desarrolla la capacidad de abstracción, la interacción entre las habilidades lingüísticas y culturales, la escucha, la adaptación y la creatividad. El conjunto de estas habilidades fomenta los procesos de aprendizaje de otras disciplinas y prepara al niño para desenvolverse entre los dos sistemas lingüísticos».

“Ventana de aprendizaje”

Algunos expertos, como Ismael Sanz, ex director del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, consideran que es «un acierto» profundizar el bilingüismo en la Educación Infantil. «Los trabajos de Patricia Kuhl, de la Universidad de Washington, muestran que hay una ventana de aprendizaje de idiomas hasta los siete años. Es decir, que entre los 0 y los 7 años se aprenden los idiomas de una forma más natural, porque es cuando se tienen habilidades para aprender».

Sanz opina que lo que pretende hacer la Comunidad de Madrid se ajusta a los resultados de la investigación más puntera. «De esa manera, llegarán a Primaria con mejor preparación para comenzar no solo para aprender inglés, sino también aprender en esta lengua materias como Science. También es una propuesta interesante desde el punto de vista de la igualdad de oportunidades porque con el inglés de Educación Infantil, los alumnos llegarán a Primaria con menos diferencias en su aprendizaje de inglés, de modo que podrán entender mejor las asignaturas como Science que se imparten en este idioma».

El Programa bilingüe está implantado en 399 colegios públicos (50%) y 190 institutos (62,3%), junto a otros 216 centros concertados. De esta manera, más de 370.000 alumnos madrileños (250.000 de educación pública y 121.000 de concertada) están escolarizados en alguno de los centros bilingües.