Carta a Arrimadas de un ex diputado de Ciudadanos en Vallecas

De nada valdrá que los diputados y los consejeros hagan bien su trabajo, o consigan ser eficaces en las soluciones. Si no se rectifica, la agonía será progresiva y el futuro no será muy halagüeño

Inés Arrimadas y Edmundo Bal
Inés Arrimadas y Edmundo BalEuropa Press Europa Press

Te envío esta misiva con todo el cariño que como ex diputado de Ciudadanos puedo expresar en estas breves palabras.

Después de solicitar mi baja en Ciudadanos, tras la disolución de la Asamblea, y pedir no ir en listas para las elecciones del 4 de mayo a la Comunidad de Madrid, he querido respetar todo el periodo posterior y creo que una vez que han pasado dos meses, es momento de enviarte algunas reflexiones, a título personal.

Mi origen, como sabes, es el de una familia de comerciantes, autónomos y he gestionado pequeño comercio más de cuatro décadas. También conoces que he presidido y representado algunas de esas Asociaciones, en la Patronal, en la Administración, etc., quizás por ello, veas en esas palabras la forma de razonar de un autónomo, y no la de un político, que ha sido mi actividad en los dos últimos años, como portavoz de Economía del Grupo Parlamentario.

Siempre pensé que es muy positivo «escuchar» las reflexiones de la calle, de la sociedad civil, de la clase media. Desde la reflexión, en frío, y desde la distancia que otorga estar fuera del partido, pero con el respeto, que siempre tengo hacia mis ex compañeros, quiero hacerte llegar la decepción que para la mayoría de 26 diputados de Madrid, supuso la «Operación Murcia», que se hizo a espaldas de ellos, sin su conocimiento o aprobación, y cuando se ponía en juego su trabajo, su continuidad y, por supuesto, su credibilidad, como el de las Consejerías que regentaban Ciudadanos. Cs Madrid ha pagado un peaje muy amargo y demasiado grande por aquella decisión en Murcia.

No voy a entrar en si el germen inicial nace en La Moncloa, con el fin de acabar con los gobiernos comunitarios PP-Cs y engaña a sus socios en la moción, pero el fracaso ha sido estrepitoso y de consecuencias incalculables para el partido que presides.

En el mundo de la empresa, en la sociedad civil, esa de la que veníamos muchos de los diputados de Madrid, un error de esas dimensiones, que afecta a tantísimas personas y su trabajo del día a día, cuyos resultados son tan negativos y perjudican tanto a la imagen y credibilidad, a la economía y estructura de toda una organización, no quedan sin sanción, no es normal que no se cese en sus cargos a los culpables de tanta inoperancia, tanta torpeza, y que puede dar al traste con la salud de todo el partido. Los resultados, a pesar del esfuerzo de Edmundo Bal y la campaña realizada han sido malos, el votante no es el equivocado, esos «gurús intocables» que van de fracaso en fracaso: País Vasco, Galicia, Cataluña, y ahora Madrid, debieran ver si ellos tienen alguna culpa o se han equivocado, te lo digo con total humildad.

Inés, conoces el mundo empresarial, y estas decisiones llevan aparejada la asunción de responsabilidades, en la empresa, no se sale de «rositas» tras un fracaso tan sonoro y tan contundente.

Vendrán después otras citas electorales: Andalucía, Castilla y León, y por supuesto, a nivel nacional, y sin autocrítica, sin que nadie cese, sin cambios, los resultados no van a variar mucho.

La velocidad de la política española es vertiginosa, vemos como Madrid ha retirado a Iglesias, como Gabilondo no recogerá el acta de diputado, pero la lectura de los resultados por Ciudadanos, si no lleva acompañada de un análisis de los errores, y la asunción de culpas, desde la estrategia nacional, la comunicación, la imagen proyectada en la campaña, etc., de nada valdrá que los diputados, los consejeros, etc. hagan bien su trabajo, o consigan ser eficaces en las soluciones. Si no se rectifica, la agonía será progresiva y el futuro no será muy halagüeño.

Se ha demostrado, una vez más, que la mejor «comunicación» es la eficacia y el carisma, y no frases «prefabricadas» sin transmisión. En comercio decimos a menudo que: «el cliente siempre tiene razón» y, si evaluamos lo votado en Madrid, la política útil hoy es apoyar el proyecto de Ayuso para continuar con esas políticas liberales que han demostrado su eficacia.

Inés, siempre fue bandera de Cs hacer lo mejor para los españoles. Hoy, en mi humilde opinión, esto solo se consigue sumando y uniendo fuerzas con el PP, de manera que se pueda desalojar el nefasto gobierno de Sánchez y para ello debes olvidar sueños inalcanzables y apoyar y ayudar para que se sume más que Sánchez y sus socios en las próximas Elecciones Generales, otras opciones desangrarían más el Partido y seguirías de espaldas a los votantes y a lo que demanda la Sociedad.

Deseándote mucha salud, mis saludos y mayor consideración.